La noche del pasado lunes en el Teniente de Rancagua no fue la más idónea para Rafael Dudamel y los actuales subcampeones del Mundo en la categoría al sucumbir por 3-0 versus los albicelestes.

«Lo que mas me ronda la cabeza es qué pasó. Es de esos partidos que se te hace imposible que esto pueda suceder y no lo puedes entender» se refirió el DT Dudamel en la rueda de prensa.

Y no es para menos, pues la solidez mental y táctica que ha demostrado el equipo venezolano no se notó ante la oncena de Bautista.

«Nos anularon muy bien. Sus centrales sumados a su volante de primera línea neutralizaron de gran manera a Jan Hurtado» explicó del punta de lanza vinotinto, quien venía de marcar un doblete versus Brasil.

El factor psicológico es otra de las características negativas que se visualizó en una escuadra que en comparación a otros partidos no tuvo capacidad de reacción.

«En vez de hablarles de fútbol les daré un abrazo. En este momento es necesario el afecto» remarcó de unos muchachos que los conoce a la perfección luego de 34 módulos de preparación.

Con respecto al próximo rival a encarar, Colombia en la jornada de este jueves, quien está obligada a ganar a pesar de no depender de sí misma, pues tiene apenas un punto, el exportero destacó «es una selección que la conocemos muy bien. Tiene jugadores a considerar. Por ende no debemos dejarnos llevar por sus resultados previos» destacó.

En cambio del bando de los Chamos les basta una victoria para dejar sentenciada su clasificación a Polonia al sumar cuatro puntos y ubicarse en la cuarta casilla del Hexagonal, pudiendo llegar a 7 unidades en esta jornada.

«Trabajamos para ello. Ahora debemos demostrar que estamos para ser mundialistas» finalizó el nacido en San Felipe, Venezuela.