Tal vez, uno de los jugadores que más se extraña en las últimas convocatorias de la selección es Eduardo Vargas. El oriundo de Renca ha sido protagonista de los últimos procesos aportando goles importantes.

Es verdad que no siempre muestra el mismo nivel en los clubes pero basta que se ponga la camiseta roja y se transforma. Incluso también es costumbre que no participando mucho del juego sea capaz de marcar.

Hoy cumple 29 años y a diferencia de otras ocasiones, su nivel futbolístico, en Tigres de México, es muy alto, con 15 goles anotados y siendo titular inamovible.

Por estos motivos resulta incomprensible la decisión del técnico Rueda, que solo se limita a manifestar que su no convocatoria es un “Caso Cerrado”.

Está claro, que su ausencia se debe a motivos disciplinarios que no han sido aclarados y su situación es una más dentro del “caos” que vive nuestra selección, mientras él sigue marcando goles.

Señalar que Eduardo Jesús Vargas Rojas nació el 20 de noviembre de 1989 y  actualmente milita en el club Tigres de la UANL de la Primera División de México. Además, internacional con la selección de Chile desde 2009, con la que ha sido campeón de la Copa América en 2015 y 2016.

El 2006 debutó en la Primera División con Cobreloa. Tras cuatro años en el club loíno, fichó por la Universidad de Chile, club con el que obtuvo dos campeonatos nacionales, además del primer título internacional en la historia de la institución, la Copa Sudamericana 2011, certamen donde marcó 11 anotaciones, las que lo ubican como el máximo goleador histórico en una edición del torneo.

En diciembre de ese año se oficializó su traspaso al Napoli italiano por US$14,8 millones.​ Al no tener continuidad en el equipo, ya que no entraba en los planes del entrenador Rafa Benítez, en 2013 el club decidió darle la oportunidad de que tuviera minutos de juego, teniendo importantes pasos, en calidad de cedido, por clubes como el Grêmio de Brasil,​ el Valencia de España​ y el Queens Park Rangers de Inglaterra.​

Comentarios

comentarios