EFEMERIDES: Australian Open 2012: la final más larga de un torneo de un gran slam

En la antesala de un nuevo partido decisivo en Melbourne Park, revivimos un espectáculo memorable, de 5 horas y 53 minutos, que tuvo como protagonistas a dos de los mejores tenistas de la historia: Novak Djokovic y Rafael Nadal.

1062

Fue la final más larga de la historia y un espectáculo inolvidable: Novak Djokovic tras meter una derecha ganadora en el vértice de la cancha en el match point, mantuvo su corona del Abierto de Australia, después de superar en el match del Grand Slam más largo de la historia a Rafael Nadal por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7(5) y 7-5.

Después de 5 horas y 53 minutos de ardua batalla entre los dos mejores tenistas del mundo en 2012, los espectadores que llenaban el Rod Laver Arena vieron como el Serbio Novak Djokovic revalidaba su título y de paso quedaba en la memoria colectiva de los amantes del tenis, por lo emotivo y por la gran calidad en el juego exhibido por dos de los mejores jugadores de la historia del deporte blanco.

Djokovic en ese entonces se coronó con su tercer Abierto de Australia, el cuarto Grand Slam de su carrera y se unió al selecto grupo que integran, entre otros, Roger Federer y Rod Laver, únicos en ganar tres de los máximos torneos del Tenis de manera consecutiva.

Además, esa final era la número cien en la historia del primer Grand Slam de la temporada y ha batido a la del US Open de 1988, en la que el sueco Mats Wilander ganó al checo Ivan Lendl en 4 horas y 54 minutos.

También la final del Australian Open 2012 superaba -como ocurre año a año- el récord de ganancias, ya que el ganador se llevaba el mayor premio repartido en la historia de los Grand Slam, con 2.3 millones de dólares australianos (1,85 millones de euros, 2,45 millones de dólares).