Comenzamos las efemérides de hoy contándoles del cumpleaños de Claudio Arrau, nacido en 1903, pianista chileno, internacionalmente conocido por sus profundas interpretaciones de un repertorio que abarcaba desde la música barroca hasta composiciones del siglo XX. Es considerado el primer gran pianista sudamericano y uno de los pianistas más destacados del siglo XX, gracias a sus interpretaciones alabadas por los críticos de la época.​ Grabó uno de los primeros CD de audio comercial en la historia.​

También un día como hoy pero del año 1916 muere Rubén Darío, poeta nicaragüense, en el año 1917 nace Zaa Zsa Gavor, actriz estadounidense de origen húngaro, el año 1931 se estrena la película “Luces de la Ciudad”, de Charles Chaplin y en 1932, nace Francois Truffat, director de cine francés.

Siguiendo pero en la música, en 1962, nace Axl Rose , cantante  del grupo Guns N’ Roses, en 1966 lo hace Rick Astley, cantante británico y el 2007 muere Frankie Lane, cantante estadounidense, de gran éxito en la década de los 40 y 50.

Entre las estrellas del deporte un día como hoy nace:

1949, Manuel Orantes, tenista español, de gran éxito en la década de los 80′ y 90′.

1952, Ricardo La Volpe futbolista y entrenador argentino.

En nuestro país el año 1960, Raúl “Papin” Jaras, considerado uno de los mejores pilotos de automovilismo de la un historia de nuestro país gana la competencia de verano que se corre en la Costanera de Santiago.

1968 Adolfo Valencia, futbolista colombiano.

En el hito deportivo de un día como  hoy les contamos de Arantxa Sánchez Vicario, que el año 1995 se convierte en la primera española que encabeza la lista de las mejores tenistas del mundo (WTA).

Par el final dejamos el aniversario de la tragedia del avión que se estrella en Múnich el año 1958, y que transportaba al equipo inglés de fútbol Manchester United, donde fallecen 7 jugadores y resulta herido grave su entrenador.

accidente manchesterSeñalemos que ese 6 de febrero de 1958 la plantilla completa del Manchester United volvía a Inglaterra tras disputar los cuartos de final de la Copa de Europa ante el Estrella Roja de Belgrado de Yugoslavia, uno de los dos grandes clubes en aquel momento. El United había empatado, 3-3 (5-4 en total para los ingleses), y se clasificaba para las semifinales donde esperaba el AC Milan.

En el aeropuerto de Belgrado, el vuelo 609 de la British European Airways que les llevaría de vuelta a Mánchester retrasó su salida una hora, ya que el jugador Johnny Berry había perdido su pasaporte. El avión tenía previsto hacer una parada técnica en Múnich para repostar combustible. El aparato era un Airspeed Ambassador chárter, y con matrícula G-ALZU.

El capitán, James Thain, realizó dos intentos de despegue pero se vio obligado a desistir debido a diversos problemas que sufrían los motores. El tiempo aquel día no acompañaba ya que el viento era importante y la pista estaba helada. En el tercer intento, a las 3:04 de la tarde, el avión falló al ganar la altura adecuada y se estrelló en unas tierras colindantes al aeropuerto, en una casa sin habitantes.

Aunque las primeras investigaciones señalaban al piloto como el responsable del accidente, más tarde se supo que el accidente había sido causado por la formación de aguanieve al final de la pista, lo que causaba desaceleración en el avión, impidiendo así que volviese a subir a una velocidad de vuelo segura.

A pesar de estas conclusiones, las autoridades de la Alemania Occidental (que eran las responsables directas del accidente), emprendieron acciones legales contra el capitán Thain. Así pues, el gobierno alemán convirtió a Thain en el responsable principal y directo de la tragedia, a pesar de hallarse pruebas congruentes y testigos del accidente que exculpaban al piloto.

La defensa de las autoridades alemanas tomó como prueba una fotografía del avión (publicada en los medios de comunicación) poco antes del accidente en la que se veía nieve en la parte superior de las alas del avión. Sin embargo, cuando el negativo original de la foto fue examinado, no había indicios de nieve en las alas de la aeronave.

Por alguna extraña razón, los testigos del caso no fueron llamados a declarar por las autoridades germanas y solo se tomaron acciones judiciales en contra del piloto, que finalizarían en 1968, siendo declarado como inocente de cualquier responsabilidad del accidente. Thain, que poco después del accidente fue despedido por la BEA, se jubiló y volvió a su hogar en Berkshire como granjero. Moriría en 1975 y a la edad de 53 años, como consecuencia de un paro cardíaco.

accidente manchesterSiete futbolistas del United que viajaban en el avión murieron en el acto. Duncan Edwards, una de las mayores promesas del país, moriría a causa de sus heridas el 21 de febrero a la edad de 21 años, y otros dos jugadores debían abandonar la práctica del fútbol debido a sus lesiones. El entrenador, Matt Busby, también tuvo que ser hospitalizado tras el impacto.

El Manchester United tuvo que ser reconstruido completamente y ella giró en torno a Bobby Charlton, sobreviviente del accidente y uno de los futbolistas con más proyección en ese momento en el fútbol mundial. Frente al Sheffield Wednesday, un United compuesto por reservas y canteranos continuó la inercia ganadora de la etapa anterior al accidente y ganó 3–0 en el primer encuentro disputado tras el accidente con Jimmy Murphy como entrenador.

Como curiosidad de aquel partido, el programa que se repartía con la alineación estaba en blanco sin que hubiese ningún jugador del Manchester escrito en él. Pese a tener que formar rápidamente un equipo lo más competitivo posible, los diablos rojos, con una plantilla de circunstancias y en transición, no pudieron lograr los éxitos repetidos antes de la tragedia. En el campeonato de liga —en el que se encontraba en el cuarto puesto antes del accidente— el equipo ganó sólo 1 partido de los últimos 14, bajando puestos gradualmente en la tabla, colocándose finalmente noveno. Pese a ello el Manchester United consiguió llegar a la final de la FA Cup, perdiendo contra el Bolton Wanderers por 2-0.

Debido a la tragedia, la Union de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA) invitó al Manchester United para participar en la Copa de Europa 1958-59, pero finalmente la Asociación del Fútbol le negó la participación, ya que consideró que no había clasificado.

Busby retornó al cargo de entrenador a la temporada siguiente y trató de construir una nueva generación de “Busby Babes”, incluyendo a George Best, que contribuyó a ganar la Copa de Europa una década después del desastre, en 1968, derrotando al Benfica.

Comentarios

comentarios