En conferencia de prensa, el secretario deportivo de la Universidad de Chile Rodrigo Goldberg oficializó la salida de emblemático líder de la U Johnny Herrera. En verdad fue una decisión que no sorprendió ni al mismo afectado porque desde hace meses eran notorias sus desavenencias con el actual DT Hernán Caputto y parte de la dirigencia azul.

Al anunciar la medida, Goldberg señaló que le hubiera gustado que Herrera se hubiera despedido en cancha: «Pero la situación del país lo impidió «. Negó a su vez se le hubiera ofrecido un cargo directivo  pero «si que las puertas la U están abiertas porque puede aportar mucho. Nunca va a ser fácil decirle a un ídolo que no sigue» reconoció finalmente el ejecutivo de la Universidad de Chile.

Se van también Leonardo Fernández y está en revisión la situación de Matías Rodríguez y de Pablo Parra.

Fiel a su estilo, Herrera no quiso despedidas y en la puerta del CDA, casi en soledad solo con un par de hinchas como testigos, pero muy emocionado declaró que: «Me voy con la conciencia tranquila. Podré haber jugado bien o mal pero nunca me pesó la camiseta. Desde ahora seré un hincha más, mi familia y mi hijo son de la U».

Consultado por la decisión de Hernan Caputto, dijo: «Este es el pago de Chile. En los últimos años el club se ha manejado pésimo y los entrenadores han sido de dudoso nivel», finalizó.