El promotor Bob Arum anunció ayer jueves que planifica una cartelera de cinco peleas el 9 de junio en el MGM Grand de Las Vegas, la primera de una serie de enfrentamientos que se realizarán en los próximos dos meses en el hotel de la ciudad.

Un segundo evento será escenificado dos días después. Todos serán transmitidos por ESPN como parte de una serie de carteleras, dos veces a la semana, entre junio y julio en el hotel.

No se permitirá el acceso de aficionados, y Arum indicó que los boxeadores y todo el personal involucrado en la organización será sometido a pruebas de coronavirus dos veces durante la semana.

Aún se requiere la aprobación de la Comisión Atlética de Nevada, que se reunirá la próxima semana para considerar los eventos, junto con dos peleas de la UFC, en sus instalaciones de Las Vegas.

“Una vez que aseguremos esas peleas y la UFC consiga sus peleas iniciales, ambos pediremos fechas adicionales”, dijo Arum. “La clave era asegurar suficientes pruebas y tenemos suficientes en Nevada para realizar los eventos”.