Las noticias en la NBA se suceden día a día, pese al receso de la temporada oficial y una de las situaciones más dramáticas la vive el pívot de los Lakers de Los Ángeles, Dwight Howard, quien se encuentra de luto por el deceso de Melissa Ríos, la madre de su hijo David, de seis años.

El  jugador informó que Melissa de 31 años, murió de un ataque epiléptico el pasado 27 de marzo mientras se encontraba en su casa de Calabasas (California), la misma localidad en la que perdió la vida el exescolta de los Lakers, Kobe Bryant, su hija Gianna, de 13 años, y otras siete personas más, en accidente de helicóptero.

«Me han sucedido algunas cosas en mi vida personal que han sido difíciles de manejar», comentó Howard en video conferencia y agregó que «La madre de mi hijo falleció hace un mes y medio y es extremadamente difícil para mí tratar de entender cómo hablar con él, que tiene seis años, sobre la situación».

Howard dijo que su hijo David se encuentra con él en el estado de Georgia, donde pasa la cuarentena durante la suspensión de la NBA por la pandemia del coronavirus. El pívot estrella de la NBA destacó que planeaba invitar a Melissa, una agente de bienes raíces, además de defensora de la lucha contra la epilepsia, a pasar tiempo con él y su hijo en Georgia cuando descubrió que ella había muerto.

Howard, de 34 años, dijo que pasar tiempo con David y sus otros cuatro hijos, todos con esposas diferentes, le ha servido de un gran consuelo en estos momento difíciles por los que atraviesa.»Cada momento cuenta», señaló Howard, quien agregó que «sé agradecido por cada situación que tengas, sólo sé agradecido por la vida».

Howard admitió que está ansioso porque la temporada de la NBA se reanude y continúe la búsqueda del primer campeonato de su carrera de 16 años, pero comentó que se da cuenta de que la suspensión de actividades de la liga le ha permitido estar disponible para su familia, algo que hasta ahora no había podido hacer.