Gustavo Lorenzetti, “El duende” como se le conoce ha cambado de color, tras largos años dejo Universidad de Chile y va a préstamo a Nacional de Uruguay, es decir cambia el azul por el blanco.

«Es un fichaje bárbaro. Desde mi punto de vista es un jugador para marcar la diferencia”. Desde la comodidad del Hotel 5 Estrellas en el que se alojó en Alejandría, a la espera del partido que Al-Ahly disputará hoy con AS Vita Club por la Liga de Campeones de África, Martín Lasarte realizó una gran valoración del mediocampista argentino que él dirigió en Universidad de Chile y que le hubiese gustado tener en Nacional a comienzos de 2016.

Resultado de imagen para lorenzetti y Lasarte

Lorenzetti, que en mayo cumplirá 34 años, inició su carrera en Rosario Central, pero la desarrolló, y con gran éxito, en Chile desde 2006 hasta 2018. En sus fructíferos ocho años defendiendo la camiseta de la Universidad de Chile, tras un paso inicial en la U de Concepción, llegó a la conquista de la Copa Sudamericana, entre otros títulos. Allí estuvo bajo las órdenes de Lasarte, quien primero que nada ponderó la calidad humana del “Duende” o del “Principito”, como se le apoda.

“Le queda chica la definición de que es una buena persona. Supera eso. Humanamente es extraordinario. Nunca una palabra fuera de lugar, siempre dispuesto a dar una mano a quien lo precise. Es un jugador muy profesional. Sabedor de sus virtudes y de sus limitaciones. Es un hombre de familia, sereno, serio. En ese sentido, lo afirmo es diez puntos”, destacó desde Egipto Lasarte.

El zurdo que tiene la doble nacionalidad (argentina-chilena) y que mide 1,64 metros de altura, es elevado a un pedestal cuando Lasarte pondera sus virtudes. “Entiende la idea táctica que se le proponga con una gran facilidad y cuenta con grandes cualidades porque es capaz de adecuarse a lo que se le solicite cumplir. Es un volante con llegada, capaz de realizar sin problemas la función del desdoble. Si tiene que trabajar, sabe hacerlo. Puede jugar de enganche clásico, porque tiene pase y definición. Puede jugar por afuera, porque una de sus cualidades es que centra bien. Toma buenas decisiones”.

Resultado de imagen para lorenzetti

El extécnico de Nacional quiso contar con Lorenzetti cuando regresó al club del Parque Central, de hecho fue uno de los primeros futbolistas que solicitó en los comienzos de 2016. “Es un fichaje bárbaro. Desde mi punto de vista es un jugador para marcar la diferencia. No es un líder que se imponga por la voz, lo hace marcando todo con su conducta y sus pautas. Es un jugador que va a sumar seguro, porque no es de los que va a un equipo a hacer la plancha”.

Este zurdo que técnicamente se le puede definir como muy bueno, y que supo arruinarle partidos al propio Nacional y también a Peñarol, se convirtió en la cuarta incorporación de los tricolores. Lorenzetti es el mediocampista de generación de juego argentino que los tricolores pretendían tener y llega cedido por la Universidad de Chile hasta fin de año.

Comentarios

comentarios