Con fecha del 21 de abril, la Federación Venezolana de Fútbol dictaminó en la teoría una serie de sentencia, para aquellos clubes que no posean las condiciones en temas de infraestructura no podrán disputar la Liguilla que dará inicio después de la Copa América.

Es decir que de clasificar una oncena que no cuenta con un estadio óptimo, según los requisitos establecidos por la Conmebol tendrán la obligación de trasladarse a otro que sí cumpla con las exigencias mínimas establecidas

Y más que un secreto a voces, es una realidad que la gran mayoría de los recintos deportivos del país están en condiciones deplorables, casi en el absoluto abandono, salvo contadas excepciones, que se deben buscar literalmente con lupa.

Esta problemática y acción directa por parte del máximo organismo del fútbol venezolano fue explicada de manera clara por el relator Carlos Domínguez, en su columna semanal del medio digital El Estímulo. 

Resultado de imagen para relator Carlos Domínguez

“El mencionado acuerdo resulta ser la primera acción directa que la FVF ejerce normativamente desde que la Conmebol ordenara la entrada en vigencia del Reglamento de Licencia de Clubes el 14 de septiembre de 2016. La medida afecta en principio al único equipo que ya ganó su derecho a participar en la Liguilla, el Carabobo FC, que ha disputado sus partidos en el estadio Rafael Calles Pinto de Guanare, que no cumple las normas establecidas en el reglamento en cuestión. El granate tendrá que seguir su éxodo fuera de Valencia y buscarse otro escenario para la fase final. El mejor equipo de lo que va de 2019 no tiene un estadio apto».

La idea por parte de la Conmebol es sin duda lavar la imagen de corrupción que explotó en el caso FIFA GATE, para ello los directivos que residen en Luque  Paraguay, con esta normativa procede a buscar la manera más adecuada de hacerles saber a las respectivas asociaciones su postura sobre los acontecimientos que suelen suceder no solo en tierra llanera; sino en toda Sudamérica.

Resultado de imagen para conmebol luque

Entre las normativas que forman parte de este veredicto se encuentran:

  1. Implementar programas de desarrollo juvenil;

2. Obligatoriedad de poseer cuatro equipos juveniles entre 10 y 21 años de edad, un equipo femenino profesional y uno de formación, que compitan todos en torneos nacionales;

3. Poseer (propios o rentados) estadios con césped en excelentes condiciones, estacionamiento, acceso a transporte público, asientos, zona VIP, zona de prensa con puntos de conexión a internet y servicio WIFI, sala de conferencias, pantalla, megafonía, servicios higiénicos adecuados, circuito cerrado de cámaras, que cumplan las normas mínimas de seguridad, generador eléctrico propio o alquilado, sala de antidopaje, zonas para personas con discapacidad, perfecta señalización, espacio para la afición visitante.

4. Oficinas que funcionen para la labor administrativa de la institución, equipadas y con una estructura organizacional determinada;

5. Instalaciones propias o rentadas para el entrenamiento de los equipos profesionales o juveniles;

6. Auditoría de los estados financieros, completo detalle de la procedencia de los ingresos y egresos, presentación de presupuestos anuales de funcionamiento.

Con estas rigurosas condiciones, queda en evidencia que son pocos los clubes en Venezuela que están aptos, lo que se traduciría en el corto plazo en el saneamiento de la inentendible cifra de 20 clubes que conforman a un fútbol en números rojos, y en alerta de tener un sacudón masivo.

Resultado de imagen para canchas de futbol en venezuela

Comentarios

comentarios