El equipo costeño de Junior de Colombia se metió a su primera final continental, tras un global de 3-0 frente al Santa Fe, donde deberá medirse ante el Atlético Paranaense de Brasil, por el máximo galardón.

Un solo tanto del experimentado Teófilo Gutiérrez le bastó al Junior para finiquitar una llave que se trasladó con un 2-0 a favor del Tiburón en la ida.

El grito de gol del ex River tuvo que ser interrumpido por el principal Patricio Loustau en búsqueda de la apreciación del VAR por una posible posición adelantada.

Sin embargo el moderno método corroboró la diana, que significó la segunda en la Copa para el ídolo de una parcialidad que llenó más del del setenta por ciento del Metropolitano de Barranquilla.

Ahora el Tiburón jugará la final en partidos de ida y vuelta los venideros miércoles, siendo la ida en Colombia y la vuelta en el Arena Baixada de Curitiba.

Comentarios

comentarios