El golfista estadounidense Gary Woodland se mantiene líder a falta de una jornada del Abierto de Golf de Estados Unidos, recorrido de Pebble Beach, a orillas del Pacífico californiano.

Woodland ha sumado otros dos a su crédito de 9 bajo par para terminar con -11, a un golpe de ventaja del segundo, el inglés Justin Rose (-10), ganador de la edición de 2013 en Merion, Filadelfia.

A excepción del ganador del Masters de 2016, el inglés Danny Willett, que le ha sacado cuatro golpes al campo, los greenes pequeños y ondulados de Pebble Beach se han atrincherado y han repelido el ataque de los mejores del golf mundial.

En la tercera jornada también avanzaron posiciones los estadounidenses Chez Reavie (-7) y Brooks Koepka (-7), ganador de los US Open de 2017 y 2018, el sudafricano Louis Oosthuizen (-7) y el norirlandés Rory McIlroy (-6), favorito de los europeos a la victoria junto con Rose.

Los favoritos del público estadounidense, los veteranos Tiger Woods y Phil Mickelson, han acabado al par y +4, respectivamente, un resultado con el que Woods tendrá muy difícil conquistar su décimo sexto major y Mickelson abandona la esperanza de ganar su primer Abierto de Estados Unidos.

El español Jon Rahm se ha colado entre los primeros puestos