N’Golo Kanté mide 1,68 metros, tiene el perfil subterráneo, desde pequeño lo rechazaban justamente por su estatura, juntaba basura en las calles de París para reciclarla y ayudar a su familia y apenas a sus 11 años sufrió la muerte de su padre.

En el 2015 jugaba en la segunda división de Francia y ascendía con el Caen. En el 2016 ganaba la Premier League con el Leicester, donde fue pedido por Claudio Ranieri.

El francés fue uno de los jugadores más importantes en la temporada debido a que fue él quien le dio el equilibrio al mediocampo para conseguir el primer título de liga del Leicester. Allí es cuando se dieron cuenta de que Kanté fue uno de los jugadores claves para ganar el título.

En el 2017 repitió con el Chelsea, que pagó 30 millones de euros por él. Kanté se convirtió en el primer jugador desde Eric Cantona en 1993 en ganar dos títulos consecutivos en Inglaterra con dos clubes diferentes.

Resultado de imagen para N'Golo Kanté

En octubre de 2017, Kanté fue nominado para el Ballond’Or, que se otorga al mejor jugador del mundo del fútbol, premio otorgado anualmente por la revista francesa especializada France Football. Ahora, con 27 años, está a horas de jugar la final del Mundial, dos años después de debutar en la selección francesa.

Es el mejor del mundo en su posición y debe tener 7 pulmones: de lo contrario, no se entiende cómo se puede correr tanto. Recuperador nato de origen maliense, muchos franceses lo comparan con Claude Makelele, aquel volante al que Juan Román Riquelme paseó en la final Intercontinental entre Boca y el Real Madrid. Pero Kanté es más técnico y se adapta perfectamente a los tiempos que corren.

Recupera, pasa, toca y es muy intuitivo para encerrar rivales y quitarles la pelota. Y ahora en la selección tiene un maestro que le puede aportar mucho sobre el puesto y al que querrá emular: Didier Deschamps fue el volante central de la Francia que ganó la Copa del Mundo en 1998.

Si Kanté ya había podido tener bajo su radar a Lionel Messi y si había sido efectivo en la custodia de Luis Suárez, contra Bélgica no se achicó ante la jerarquía de Eden Hazard y fue una de las figuras, si no la más destacada, de la semifinal.

Resultado de imagen para N'Golo Kanté

Por: Julio A. Aparicio

Comentarios

comentarios