El circuito escogido para esta inédita experiencia fue la playa de Algarrobo y El Canelo.

Ahí, entre su precioso mar, apacibles calles y espectaculares bosques más de 40 deportistas, entre hombres y mujeres desafiaron las dificultades de este exigente deporte que combina el rote con el nado de una manera muy particular y distinta a lo tradicional.

La vestimenta, los lugares de salida y entrada al mar, los terrenos por los cuales se corre, la opción de hacerlo en parejas otorga al deportista nuevas sensaciones y lo transforma en una verdadera aventura.

El primero en cruzar la meta fue Andrés Barraza que completó el circuito de 10 kilómetros en 1 hora y 2 minutos.

Acostumbrado a las competencias de Triatlón tuvo elogiosos comentarios para esta nueva exeriencia:

«Es lo más entrenido que me ha tocado realizar en el último tiempo. Es muy duro pero el paisaje y el contacto con la naturaleza es increíble».

Tiene momentos desafiantes como las salidas del nado y ponerse a correr pero te acostumbras en poco tiempo».

¿Qué destacarías ?

Lo novedoso y muy entretenido.

También lo ingenioso que debes ser en cuanto al equipamiento y ruta que debes cumplir.

¿Lo recomiendas?

De todas maneras. Creo que tendrá mucha aceptación entre los deportistas.

Además lo puede realizar cualquier persona con una base de entrenamiento.

Después es todo una aventura.

En el mismo sentido Israel Escudero quien ganó la categoría duplas mixtas junto a Pilar Ramos indico:

“La carrera me pareció espectacular y la organización  nos sorprendió a todos».

«La mayoría de los participantes somos del mundo del Running, Trail y Natación pero la mezcla de estos deportes en medio de la naturaleza es impagable».

La carrera superó todas mis expectativas”.

¿Cómo fue correr en parejas?

Distinto y entretenido. La estrategia es fundamental porque no se saca nada con que uno de los dos sea muy fuerte y se adelante. Es muy importante equiparar las fuerzas para obtener un mejor resultado y disfrutar el trayecto.

¿Qué te pareció el circuito?

Impresionante, y eso me hace pensar que Chile tiene muchos lugares que pueden mezclar natación y trote, ya sea en lagos, mar y montañas que permitirían realizar competencias para todos los niveles.

En Europa ya causa estragos y aquí será lo mismo. Lo puede practicar cualquiera y saca el potencial de cada persona. Espero que rápidamente se masifique.

Sinceramente creo que es el deporte del futuro porque combina naturaleza, aventura, estrategia y compañerismo.

Finalmente, ¿cuéntanos del emprendimiento que se especializa en equipamiento para este tipo de deportes?

Mi tienda se llama El Búnker y se especializa y trata de adelantarse a todas las necesidades de los practicantes de este tipo de deportes y para el SwimRun contamos con todo lo necesario, desde las zapatillas hasta las manoplas.

Por su parte, Manuel Zañartu quien ganó la competencia de duplas masculina junto a Maximiliano Hernández, quedo muy conforme con la nueva experiencia:

“Todo espectacular, el circuito, el clima, las playas. Demasiado entretenido. Correr en equipo es un desafío. Para cumplir el reglamento de no alejarse más de 10 metros requiere mucha coordinación, a través, de señas e incluso gritos.

Creo que es un deporte con mucho futuro que sin dudas se masificará”

Por último Rafael Troncoso, gestor de la idea y organizador de la carrera se mostró muy conforme con el evento.

«A pesar de la contingencia que vive el país que incluso nos hizo cambiar de fechas, la carrera fue un éxito. Los competidores quedaron felices y la organización no tuvo problemas»

¿Cómo surge la idea se traer la competencia a Chile?

Después de ver unos videos de carreras realizadas en Europa decidí viajar y participar. Ahí me di cuenta en terreno de cómo funcionaban todos los detalles de organización y confirmé que nuestro país tiene todo lo necesario para introducir este deporte.

¿Qué viene ahora?

Afianzar y masificar el deporte. Tener nuevas carreras y optar a ser parte del circuito mundial en un futuro no muy lejano. Ya estamos trabajando en ello.

La idea es tener etapas ya sea en el norte o sur, en parques nacionales, playas y montañas. En definitiva aprovechar la inmensa naturaleza de nuestro país.

Son los sueños y objetivos de alguien que se atrevió a innovar y traer a Chile un deporte que en Europa tiene muchos adeptos y en nuestro país un futuro insospechado.