Hace un año luchaban por el ascenso y hoy son finalistas del Torneo de Clausura. En un infartante partido, el primer equipo de varones de Universidad Católica logró la hazaña de dejar en el camino al campeón del Apertura y meterse por primera vez en una final del hockey nacional.

Se jugaba el minuto 54 en las canchas de PWCC, Manquehue ganaba por 4 a 1 y todo parecía que su clasificación estaba sellada. Pero la historia fue distinta. En solo seis minutos, los cruzados lograron emparejar el marcador y forzar a una definición de penales australianos. En esta instancia, anotaron Juan Ignacio Amoroso, Nicolás Bravo, Matías Amoroso y Matias Esparza, mientras el arquero Renzo González tapó en dos oportunidades y dio la histórica clasificación a su equipo.

Conversamos con Diego Amoroso, entrenador de UC, sobre la hazaña del sábado pasado.

“Creo que el paso a la final se dio en una instancia pocas veces vista en el deporte que es dar vuelta el resultado en un margen de tiempo reducido y es impresionante como la mente del hombre reacciona. La ambición, el hambre de dar vuelta el resultado y la preocupación y desesperación por otro lado de querer cerrar el partido y no encontrar las herramientas. Sin dudas, estábamos enfrentando a un gran rival con muchos seleccionados nacionales, pero en ese minuto cuando hay ese factor de convicción en cada una de las acciones de los jugadores hay siempre esa posibilidad de lograrlo. Creo que eso le dio un grado de espectáculo o magnitud mayor aún a un logro que, como mencionaba anteriormente, que viene de respetar un proceso y la evolución lógica de un jugador.”

¿Qué significa ser finalistas para ustedes, que hace solo un año luchaban por el ascenso a Primera División?

“Sin duda, es una alegría inmensa y por sobre todas las cosas es un ejemplo de lo que significan los procesos. Creo que los resultados nos ayudaron en la última parte del torneo para meternos en las semis. De todas formas, ya era meritorio jugar los playoffs con un equipo que venía recién ascendiendo. Un equipo que hace muy pocos años peleaba la mitad de tabla en segunda división y con pocos jugadores en los procesos selectivos, pero con una gran actitud y compromiso en cada uno de los entrenamientos y partidos. Esto refleja que no existen secretos en el deporte y que cuando uno respeta los procesos generalmente los resultados llegan y eso es lo que ha sucedido.”

 ¿Y las expectativas para la final de este domingo?

“Los deseos son seguir por el mismo camino. Hay que reconocer cuales fueron las herramientas que nos llevaron a jugar por esta instancia. No hay que buscar nada extraordinario y hay que seguir en esta misma senda, nos queda un ultimo peldaño para concretar eso que tanto soñamos”.

 No te pierdas por Faro Deportivo los detalles de la final entre Universidad Católica y PWCC programada para las 19.00 en Country Club.