Ha sido la sorpresa del año, no se puede catalogar de otra manera, lo acontecido en el estadio DW Stadium, donde este increíble Wigan, juega sus partidos como local, en la tercera división del fútbol inglés. Si como lo leyó bien, tercera división del fútbol inglés, por si no le quedó claro.

Remarcamos esta situación, debido a que este cuadro que no hace mucho, transitaba en la liga Premier, le ocasionó su segunda derrota de lo que va  de la temporada, al casi invencible Manchester City, de Pep Guardiola, y que tuvo a Claudio Bravo como titular, tras la que Liverpool, le propino en su estadio por Premier, dando como deciamos la gran sorpresa

sorpresa
Wigan y un triunfo inesperado.

Lo increíble de toda esta historia, es que este 1 a 0 a favor de Wigan, con gol de Grigg, en el minuto 79, que a esta altura, será elevado a la categoría de héroe, se dio en el marco de la quinta fase de la Copa FA, con eliminación directa, y Wigan accediendo a los cuartos de final, debiendo enfrentar al Southampton, en esa instancia.

Pero lo que hace que esta eliminación del City, se convierta en un batacazo a nivel mundial, fue que Pep, envió al terreno de juego, un equipo bastante titular, con el “Chino” Silva, como siempre, el encargado de la creatividad del equipo, el “Kun” Agüero, como eje de ataque, y Claudio Bravo, bajo los tres palos, con el propio portero, yendo a buscar el empate en los descuento, y casi consiguiéndolo un par de oportunidades, primero pivoteando de cabeza, y luego, no alcanzando a llegar a la pelota en plena zona penal rival, demostrando la desesperación del todopoderoso equipo ciudadano, con un Pep Guardiola, al borde de la cancha, totalmente desencajado.

Por este motivo, nos atrevemos a señalar que se trata de una de las sorpresas de este 2018, por como lo tomaron los protagonistas de uno y otro lado, con esa invasión maravillosa al término del partido, por parte de los aficionados locales, saludándose con sus héroes, sacándose fotos con sus teléfonos, y con cada rostro que saltó a la cancha, como no creyendo lo que estaba pasando. Por el otro lado, se trata de una eliminación saca – técnico, pero claro, tratándose de quien dirige a los Citizens, Pep, no tiene de que preocuparse.

Para que nos vamos a desgastar innecesariamente, en desmenuzar un encuentro, cuyo control, perteneció mayoritariamente en los pies de Silva y sus compañeros, aun cuando Wigan, no se despreocupaba en intentar inquietar al arquero chileno, respondiendo éste, en un buen nivel, y no teniendo nada que hacer en el gol recibido, o que Sergio Agüero, tuvo más de un par de oportunidades para abrir la cuenta, o que Delph, el defensa del City, resultara expulsado, antes de terminar la primera etapa, cuando lo verdaderamente importante, es que este súper equipo, con un súper entrenador, no podrá conseguir el poker, en los cuatro torneos en los que participaba, porque un cuadro perteneciente a la tercera división del fútbol inglés, los dejó en el camino, de forma totalmente legítima.

sorpresa
El City no puede creer lo que paso

Capítulo aparte, fue la celebración de los hinchas del Wigan, una vez finalizado el partido, con una invasión al terreno de juego, por parte de de centenares de hinchas, abrazándose con sus jugadores, en un festejo que sólo se puede dar en las canchas inglesas. El sábado, observábamos, como Alexis Sánchez, se abrazaba con un niño, en la celebración de un gol, por este mismo torneo, lo que indica el nivel de cercanía entre los ídolos y los aficionados que asisten a estos verdaderos espectáculos deportivos.

Finalmente es importante destacar, que todo lo que hemos relatado anteriormente, no sería posible, si no se diera con un formato, como el que diseñan los directivos de la Federación inglesa de Fútbol, con definiciones a partido único, y en caso de empate, jugándose un replay, en la cancha del visitante en el primer partido.