El ex tenista italiano Beppe Merlo, considerado el pionero en el uso del revés a dos manos, falleció a la edad de 91 años.

Inventor de la técnica que muchas de las grandes figuras de ese deporte después adoptaron como propia, Merlo nunca logró ganar un Grand Slam, pero sí llegó a ser dos veces finalista del Abierto de Roma (1955 y 1957) y en otras dos ocasiones semifinalista en Roland Garros, en las ediciones de 1955 y 1956.

En un comunicado, la Federación Italiana de Tenis lo recordó como ‘un jugador de un físico ligero y jugaba un tenis de anticipo y toque’. Amén de sus triunfos en más de 20 torneos, tanto en Italia como en el exterior, Merlo disputó 38 partidos de Copa Davis, añade el texto.

Uno de sus rivales, Nicola Pietrangeli, dijo que fue ‘un gran jugador y más bueno que el pan. Yo lo llamaba siempre para su cumpleaños porque él vivía en Milán y yo vivo en Roma’, rememoró.

Según reseñan algunos reportes, cuando Merlo comenzó a usar el revés a dos manos, muchos entendidos de su época lo consideraron como una blasfemia, hasta antes de que el legendario sueco Bjorn Borg lo adoptara con éxito y lo popularizara en la década de 1970.