Tiene 24 años y desde el 2013 que se dedica 100% al triatlón. Su nombre Felipe Barraza, el mejor triatleta chileno del momento, que este domingo competirá en la prueba madre de este deporte en nuestro país, como lo es el Ironman 70.3 de Pucón.

Esta será su tercera competencia, las dos versiones anteriores fue el mejor chileno, cumpliendo una gran actuación y logrando el segundo lugar de esta exigente prueba.

“Llego muy preparado. A diferencia del año pasado he podido entrenar muy bien, consistente, sin lesiones. Estoy muy tranquilo, físicamente estoy excelente y he trabajado mucho lo sicológico. Tengo muchas ganas de competir y estoy confiado en que puedo hacer una buena carrera”, señala el Pipo.

“Este es mi tercer Pucón, y llego muy motivado. Es una carrera que me llena de mucha energía para todo el año. Las dos veces que he cruzado la meta me he emocionado hasta casi las lágrimas y la verdad es que es una carrera emocionalmente muy potente, muy bonita y adquiere un carácter de mítica en todos nosotros. Quiero hacer una buena carrera, quiero disfrutar la competencia y ojalá obtener un gran resultado. Va a ser una carrera muy rápida porque el nivel de los competidores está muy bueno” agrega el deportista de Team Chile.

Sobre los rivales que tendrá Felipe este año, la verdad es que el nivel es muy superior a versiones anteriores. La misión por llegar al podio no será fácil, aunque confía que dará la pelea y espera poder repetir o mejorar lo realizado el año pasado.

Ante esto, Barraza es claro en señalar que “vienen 3 o 4 brasileños muy fuertes, liderados por Igor Amorelli que es el mejor de Sudamérica en esta distancia. También estará presente el ganador del año pasado, el australiano Richie Cunningham. Sin duda, será una linda competencia. Entregaré todo de mi para lograr un podio y ojalá poder ganar”.

SU GRAN OBJETIVO: RÍO 2016

Si bien Pucón es su carrera favorita y quiere obtener un buen resultado, el gran objetivo para esta temporada es la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Para lograrlo debe meterse entre los 50 mejores del ranking olímpico. Actualmente marcha en la 72° posición y tiene 8 competencias más para mejorar su posición y sellar su viaje a la cita de los anillos.

“Hay chances reales de clasificar, quedan 8 competencias hasta mayo, mes donde se cierra la clasificación, y espero avanzar las posiciones necesarias para poder decir presente en mis primeros Juegos Olímpicos. Si no se da de esa forma, hay otra vía que se denomina la “nueva bandera” que es un cupo que se le da al mejor americano no clasificado”, señala el “Pipo”.

“Sueño con llegar a Río. Es un proyecto que se inició cuando era muy chico. Ahora estoy dedicado al deporte desde el 2013. Han sido de altos y bajos, pero hoy me siento en un minuto de mi carrera donde tengo una chance real de ir a los Juegos Olímpicos que sólo va a depender de mi”, concluye el mejor triatleta chileno del momento.