Los ánimos están arriba. Luego del título sudamericano conseguido por los Cóndores 7s, en los entrenamientos ronda una sensación de ilusión, de compromiso y una motivación que se les nota en la cara. Se viene un calendario con importantes desafíos para seguir haciendo historia, callando bocas y pavimentando el camino para romper con el amateurismo.

Faro Deportivo conversó con su capitán, Felipe Brangier, quien nos contó cómo está el grupo, sus sensaciones a futuro y los objetivos que tienen para este 2019. ¿Llegar al World Series? ¿Jugar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

Hicieron un gran Circuito Sudamericano de Seven, ganando ambos torneos. ¿Con qué sensaciones se quedan?

“Estamos muy contentos. Todos muy alegres. Fueron dos semanas muy intensas y gratificantes para el grupo. Se construyeron buenas bases para el futuro y eso nos deja muy contentos. Un poco cansado, obvio, de las semanas de preparación, de la competencia y del estrés psicológico y mental de estar compitiendo intensamente por dos semanas. Pero lo que rescatamos es que hubo mucha construcción por parte del grupo. Nos fortalecimos bastante y estrechamos lazos, que para un deporte colectivo es clave”

En la final de Punta del Este consiguieron derrotar al equipo estelar de Argentina, los Pumas 7s, ¿Por dónde paso esa victoria?

“La final fue súper dramática. Cayó una tormenta eléctrica desde la semifinal con Portugal y no paró de llover. Eso hizo que las condiciones se igualaran y las destrezas disminuyeran. Se equipara el juego, las velocidades, se empeoran las destrezas y eso nos jugó a favor a nosotros. Sabíamos desde antes del circuito sudamericano que Argentina se iba a presentar con su equipo estelar en Punta del Este, ya que lo tomaron como un torneo de pretemporada para lo que es el World Series, y que en Viña iban a llevar otros 12 jugadores. Esto fue una motivación extra para nosotros, siendo clave para ganar el partido. El tener la oportunidad de jugar contra su equipo pro, es una condición más adrenalínica, más emocionante, que hizo despertar el buen momento del grupo. Fue la mejor instancia para poder medirse y competir con jugadores del mejor nivel. Al final pudimos ganar en el último suspiro y demostramos que tenemos las condiciones para estar competiendo con los mejores.”

¿Ahora que se les viene?

“Se viene un calendario exigente. Lo primero es participar la primera semana de marzo (del 1 al 3) en la fecha de Las Vegas. Luego la semana siguiente en Vancouver (del 9 al 10). Competencias de alto nivel y que esperamos hacer un buen papel. Después volveremos a Chile por tres semanas y ahí nos vamos a Hong Kong.”

¿A Hong Kong para ganar?

“Ese es nuestro principal objetivo este año. En la última semifinal que perdimos nos comprometimos, ese mismo día, a estar en la final de este año. Y a las finales se llegan para ganarlas. Aquí nos jugamos un cupo para estar compitiendo con los mejores. Ganar en Hong Kong y entrar como equipo fijo dentro de los mejores 16 de mundo, en el World Series, es el gran objetivo a corto plazo.”

Pero supongo que el año no termina ahí. Está el Preolímpico en Santiago y el Panamericano de Lima 2019.

“Exacto. Luego de Hong Kong, tendremos una gira de preparación, que el lugar aún está por definir, para después entrar de lleno al preolimpico que se jugará en junio acá en Santiago y el Panamericano en Lima. El preolimpico, que es básicamente un torneo sudamericano que te la oportunidad de clasificar directamente a los JJ.OO. El primero clasifica directamente, mientras que el segundo y tercero se van a un repechaje. Luego en julio, es el Panamericano en Lima 2019”

¿Cuál es la meta en el Panamericano?

“Ahí la idea es hacer caer a uno de los grandes par entrar al podio. A Argentina, Canadá o EE.UU, suponiendo que primero le ganamos a Brasil y Uruguay. Pero ese es el objetivo. Probablemente Canadá sea el equipo más asequible para nosotros para lograr un bronce Panamericano”.

¿Es muy alocado pensar en llegar a Tokio 2020?

“Clasificar a los JJ.OO de Tokio es una posibilidad real. Nos tiene muy ilusionados. Hay muchas posibilidades. Hay que hacer un buen torneo, ganarle a Argentina y clasificar directamente. Sería algo inédito para Chile y que significaría un cambio drástico y rotundo en el seven nacional. Estamos muy optimistas y con mucha ilusión de poder jugar unas Olimpiadas. Lo tenemos entre ceja y ceja.”

Ya vivieron un proceso como este antes. Tienen la experiencia…

Sí. En el preolímpico pasado, jugando contra el equipo estelar de Argentina, con Santiago Cordero, Revol, Bruzzone, hasta el minuto 9 íbamos ganando 10-0. Después nos desesperamos y perdimos procesión del balón. Nos marcaron 2 tries y luego un drop en el último minuto, con lo cual perdimos 17-10. No es alocado pensar en clasificar directamente, considerando el buen momento que estamos pasando. En un buen día estamos para ganarle a cualquiera.”

¿Como está el grupo, el equipo?

“Estamos muy unidos. Esa es una de nuestras características. Lo amigo que somos, los lazos que hemos creado, la buena onda que hay, eso se mantiene y nos hace fuerte. Ahora con el ARC, muchos de nuestros jugadores fueron “fichados” por el XV, con lo que eso nos desconcentra y nos quita un poco de consistencia y enfoque. Pero nada nos quita la motivación que tenemos. Tenemos un gran calendario este año, queremos seguir adelante, romper con la inercia del amateurismo, meternos arriba con los 16 mejores del mundo y jugar unas Olimpiadas. Queremos seguir dando de qué hablar en este deporte que ha despertado, pero que aún falta mucho. Hemos demostrado que estamos para lograr cosas importantes. Va a ser un gran año para Chile.”

Comentarios

comentarios