Domingo de definiciones y finalmente fue el estadounidense Gary Woodland quien se ha impuesto al resto de competidores en la última jornada del Abierto de Golf de Estados Unidos, que se ha disputado esta semana en el centenario recorrido de Pebble Beach, a orillas del Pacífico californiano.

Woodland, llegó líder al domingo, y se resistió a las embestidas de su compatriota Brooks Koepka, ganador de las dos ediciones anteriores. 13 bajo par, a dos golpes de Koepka (-10) y se quedó con la Copa del tercer Major de la temporada.

Es el quinto trofeo consecutivo del US Open que se queda en Estados Unidos, desde la victoria del alemán Martin Kaymer en 2014. El inglés Justin Rose, ganador de la edición de 2013, llegó a amenazar el liderato de Woodland, pero una sucesión de bogeys en los últimos hoyos lo dejaron dentro de un cuarteto de terceros formado por los estadounidenses Xander Schauffele y Chez Revie, y el español Jon Rahm.