El ala-pívot Draymond Green se erigió en la gran figura de los Warriors de Golden State al conseguir un triple doble de 20 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias que permitió a su equipo completar remontada en el tercer partido de las finales de la Conferencia Oeste que ganaron a domicilio por 99-110 ante los Trail Blazers de Portland.

«Era como una bola de demolición, estaba destruyendo todo a su paso», fue la frase que utilizó Steve Kerr para definir el partido de Draymond Green, la figura descollante del triunfo de los Warriors en Portland.

La victoria deja a los Warriors, actuales bicampeones de la NBA, con marca de 3-0 y a solo un triunfo más de alcanzar las Finales por quinto año consecutivo, algo que pueden conseguir el próximo lunes cuando ambos equipos se enfrenten de nuevo en el cuarto partido, que se jugará de nuevo en el Moda Center de Portland. Ningún equipo en la historia de la NBA ha podido remontar una desventaja de 0-3 en la competición de los playoffs, aunque tres series si llegaron a los siete partidos para decidirse después de haber comenzado con 3-0 de ventaja

Green, quien ya tenía su triple-doble conseguido en el tercer periodo -tercera vez que lo logra como profesional en playoffs de los siete que ha conseguido-, tuvo el apoyo del base Stephen Curry que siguió imparable en la ofensiva de los Warriors al anotar 36 puntos, incluidos 6 triples de 16 intentos. Mientras que el escolta Klay Thompson llegó a los 19 como tercer máximo encestador de los Warriors, que decidieron el triunfo en el tercer periodo cuando lograron un parcial de 29-13 y superaron una desventaja de 13 tantos (66-53).

A pesar de estar abajo en el marcador en el descanso, los Warriors, que siguieron con las bajas del alero estrella Kevin Durant y el pívot DeMarcus Cousins, volvieron a surgir imparables en el tercer periodo y llegaron al cuarto con la ventaja parcial de tres puntos (82-79), que ya nunca más perdieron.

El ala-pívot sueco Jonas Jerebko, que salió de reserva, a falta de 7:26 minutos para el final puso la ventaja parcial de 90-82 que sería la decisiva. Luego llegaría un triple de Curry que la amplio a 11 (98-87) con menos de cinco minutos por jugarse y los Trail Blazers volvieron a tener los mismos problemas de inconsistencia defensiva y de ataque en la recta final del partido, como les sucedió en el segundo disputado el jueves en Oakland.

El tercer partido de la serie era el primero de unas finales de la Conferencia Oeste que se disputaba en Portland desde el 2000, que fue la última vez que el equipo de los Trail Blazers las habían jugado y que perdieron al mejor de siete frente a Los Angeles Lakers.

El escolta C.J. McCollum con 23 puntos, incluidos 18 en el segundo cuarto, fue el líder encestador de los Trail Blazers, pero en la segunda parte perdió la inspiración encestadora ante la gran defensa de los Warriors. Tampoco el base Damian Lillard pudo ser factor ganador de los Trail Blazers al aportar 19 puntos, seis rebotes, seis asistencias y tuvo cinco perdidas de balón.

Comentarios

comentarios