Se alinearon los planetas en el Golf mundial: la mayoría de las grandes figuras atraviesan un muy buen momento, con victorias aquí y allá en el PGA Tour y en distintos puntos del planeta. Si a este factor se le agrega el sorprendente regreso de Tiger Woods, el 82º Masters que comenzó ayer se anticipaba mágico, imperdible, uno de los más esperados de la historia.

Tanta expectativa hay en el Primer Major del año, que la práctica que compartieron el martes pasado Woods y Phil Mickelson provocó una gran expectativa. Sucede que no ensayaban juntos desde hacía 20 años y a partir de entonces protagonizaron una larga historia de áspera rivalidad.

Poseedores entre los dos de siete chaquetas verdes (la prenda más exclusiva del golf en Augusta), parece que ahora encontraron un punto de afinidad en la relación. Fortalecido el vínculo como si fuesen viejos compinches, esos nueve hoyos que jugaron frente a una multitud crearon una atmósfera mágica; una vibración similar a un día final, a un día de definición de expectación mundial.

Golf
El retorno de Tiger

Y no sería extraño que en esta ocasión haya un desempate debido a lo parejo que se perfila el torneo.  Tiger Woods, el autodenominado “milagro andante”, el crack que siente que la vida le dio una segunda oportunidad, habló sobre este empoderado field de jugadores: “No creo que haya un claro candidato para este Masters. Hay varios muchachos que vienen jugando muy bien al mismo tiempo y esta cuestión hará al torneo más apasionante. Además, aparecen desde golfistas veinteañeros hasta los que superamos los 40 como Phil (Mickelson) y yo”.

El veterano Ben Crenshaw, doble campeón en Augusta, opina: “Está todo dado para que sea un certamen fabuloso. Hay muchos que sobresalen y andan con confianza; estoy sorprendido por el nivel de juego”.

¿A quién seguir los primeros dos días? Más allá de la opción obvia y atractiva de Tiger, el público que hunde sus pies en la alfombra de Augusta National se topará frente a un dilema, ya que 10 de los primeros 20 del ranking mundial ganaron torneos en esta temporada y prometen espectáculo.

Dentro de esta estadística saltan tres temas esenciales por dilucidarse: 1º) El verdadero alcance que tendrá esta asombrosa recuperación de Woods y si logrará su 15º Major, luego de diez años sin festejos grandes. De hacerlo, significará uno de los regresos más impresionantes en la historia de los deportes.

Golf2º) Hasta dónde llegará Mickelson (47 años), ante la chance de ser el más veterano de la historia en conquistar el Masters. El récord lo ostenta Jack Nicklaus, campeón a los 46 años, en 1986.

3º) La oportunidad de Rory McIlroy, que podría convertirse en el primer europeo en completar el Grand Slam; es decir, triunfar en los cuatro Majors de la temporada. Hasta ahora, ese círculo privilegiado desde la creación del Masters (1934) lo integran cinco supercampeones: Nicklaus, Woods, Ben Hogan, Gary Player y Gene Sarazen.

No sólo de fútbol viven los fanáticos del deporte; es la oportunidad del golf. ¡A disfrutarlo!

Por: Julio A. Aparicio C.

Comentarios

comentarios