Los que llegaron a Valdivia vivieron la fiesta. De esas que hace tiempo Chile no daba. Porque en la capital de la Región de Los Ríos la selección nacional de básquetbol derrotó a Islas Vírgenes por un contundente 81-63, consiguiendo salir del fondo de la tabla del grupo F, en las Clasificatorias al Mundial de China 2019.

Desde el inicio, los dirigidos del recién estrenado Jorge Luis Álvarez no tuvieron problemas para controlar el balón. Con la conducción de Franco Morales, el quinteto nacional atacó por fuera del perímetro, intentando hacerse de un espacio para el ataque de sus postes. Fue un arranque de fuerzas parejas, pues ambos se fueron al banquillos con un 18 en el marcador.

Pero desde el segundo cuarto que Chile despegó. La eficiencia en los ataques rojos, sumado a la falta de cohesión y gran cantidad de errores ofensivos realizados por los isleños, terminaron cerrando la primera mitad con un abultado 48-27 a favor. Sólo este período, los chilenos avasallaron con 30 puntos parciales, sobre nueve de los norteamericanos.

Tras el descanso, el quinteto nacional continuó con la misma fuerza en ataque. Con Sebastián Herrera vestido como goleador (fue el máximo anotador, con 28 tantos), todo fue positivo.

Ya en el último cuarto, las Islas Vírgenes despertaron. Llegaron a estar a nueve puntos de diferencia, a falta de 3’45” de juego. Fue el mejor momento del forastero, que de todas formas vio nuevamente como Chile le pasó por encima. Ahí apareció Manuel Suárez (anotó 17 puntos y atrapó 16 rebotes) para volcarse en ofensiva y guiar el cierre definitivo, con jerarquía.

Así, Chile salió del fondo de la tabla del grupo F, sumando ahora 11 unidades, para dejar a los isleños allí. El mejor apronte para lo que se viene, el difícil duelo de este lunes (20.30) frente a República Dominicana.

“Ganamos un partido importante. Por más que sea el rival más débil del grupo, era un rival directo para nosotros. Sumar victorias es importante para este grupo y el proceso que recién empieza. Este fue un juego en donde supimos poner encima parte de nuestra experiencia. Supimos jugar con la cabeza en situaciones puntuales. Logramos poner en orden la defensa. Nosotros debíamos hacerles sentir que éramos locales y los podíamos sacar de su partido. Ahí estuvo de la clave. Además, la certeza de Franco y Sebastián para ayudarnos a cerrar el partido”, fue la valoración postpartido de Gerardo Isla.

Diego Low debutó anoche con la selección adulta. El alero disfrutó de sus primeros minutos con La Roja del Básquet en un partido especial que contó con la presencia de sus familiares y allegados.

“Los minutos que entrara, en el momento que sea, sabía que tenía que aportar. Estuve concentrado en hacer lo mejor posible y cumplir órdenes que me habían puesto para los minutos que tenía. Fue emocionante y disfruté mucho este momento”.

45 Franco Morales (CHI)

Comentarios

comentarios