La pareja chilena de Nicolás Jarry y Hans Podlipnik confirmó el buen presente y se quedó con el primer título en el ATP World Tour para ambos, lo que ratifica que el tenis chileno transita un promisorio periodo de recambio, esa realidad comienza a verse reflejada paulatinamente en el ATP World Tour y qué mejor que levantando trofeos.

Nicolás Jarry y Hans Podlipnik consiguieron el título en Quito al vencer a los estadounidenses Austin Krajicek y Jackson Withrow por 7-6 (6) y 6-3, en 78 minutos de juego.

NicolásEl binomio chileno fue punzante en lo momentos de definición (apenas cedieron tres puntos en todo el partido con el primer saque) y lograron comenzar a destrabar el encuentro al llevarse un ajustado primer set por 7-6 (6), remontando un 3-6 en el tiebreak.

Luego de ese desempate, Jarry/Podlipnik consolidaron el rendimiento y se despegaron en el marcador para terminar definiendo la victoria sin demasiados sobresaltos y con este resultado, los criollos sumaron 250 puntos para el escalafón de la especialidad, con los que podrán ascender varios puestos.

Para Nicolás Jarry, No. 187 en dobles hasta esta semana, el balance de la semana en Ecuador vaya si le da saldo positivo: no solamente gritó campeón en su primera coronación ATP en dobles, también alcanzó por primera vez los cuartos de final en singles para afirmar en el Top 100 ATP.

Por su parte, Podlipnik disputaba su segunda final ATP (Kitzbuhel 2017 c/Vasilevski) y en Quito se dio el gusto de levantar su primer trofeo en dobles y con un compatriota para confirmar el buen presente de la pareja que tiene además un record de 4-2 en partidos de Copa Davis.

En tanto, Podlipnik-Castillo ya es un especialista en la materia: suma 48º títulos profesionales de Dobles en los distintos niveles, y confirmó su condición luego de alcanzar los QF en Pune c/Vasilevski (p. con Jebavy/Vesely) y la R16 en el Australian Open. Con el título en Quito ingresarán al Top50 de la modalidad.

“Estoy muy contento de haber ganado este título con un gran amigo como Nicolás”, arrancó diciendo Podlipnik. “Llevo hace ya un año y medio jugando dobles en ATP y tenía muchas ganas de poder ganar un título, y finalmente llegó… no hay cosa más linda que sea un un compatriota”, aseguró. “No me lo esperaba para nada yo… pero estoy feliz y creo que va a ayudar mucho al tenis chileno”, consideró Jarry. “Nos hemos desarrollado mucho como equipo y ojalá que en algún futuro podamos seguir jugando juntos”, analizó.

La química de los chilenos también se demuestra en que no han necesitado demasiado fogueo para ir subiendo de nivel y consiguiendo trofeos: el primer torneo que jugaron juntos lo ganaron (Oro en los Juegos Panamericanos Toronto en 2015), el primer Challenger que jugaron juntos lo ganaron (Cali en 2016) y, ahora, el primer ATP que juegan juntos también lo ganan. Que no se corte.

Ahora Podlipnik viajará a Buenos Aires, para jugar el dobles en el ATP porteño junto a su pareja habitual, el bielorruso Andrei Vasilevski, torneo donde se producirá el retorno de Julio Peralta tras su lesión, quien tendrá como dupla al mexicano Santiago González.

Respecto de Jarry,  volverá a la actividad en dos semanas más cuando dispute la qualy del ATP 500 de Río de Janeiro.

Final
Nicolas Jarry/Hans Podlipnik-Castillo (CHI) a Austin Krajicek/Jackson Withrow (EUA), 7-6 (6), 6-3

Nicolás

Comentarios

comentarios