La delegación nacional presente en la Universiada de Nápoles logró llegar al anhelado podio de las medallas, al instalarse entre las semifinalistas Fernanda Aguirre, estudiante de la Universidad de Las Américas. Fernanda aseguró de esta manera la segunda medalla para Chile en la historia de estos certámenes. un bronce, al no haber definición por el tercer y cuarto lugar. La chilena cayó ante la representante de Taipei, pero de igual forma se colgó un bronce compartido.

La taekwondista nacional venció en su duelo de cuartos de final a Jolanta Tariva (LAT) y con su paso a semifinales quedaba entre las cuatro mejores y aseguraba la medalla de bronce aun ante la derrota frente a la representante de Taipei.

En la rama masculina, el atleta olímpico Ignacio Morales, de la Universidad Andrés Bello, logró posicionarse entre los mejores ocho del certamen (-68 kilos) al derrotar a Tomás Burns de Nueva Zelanda y al turco Mehmet Polat.

En tanto Bastian Muñoz cayó en la primera ronda ante Andrés Tauchs de Alemania.

Jabalina voladora

En el atletismo, Francisco Muse de la Universidad de Chile, logró ubicarse entre los tres mejores de su grupo en lanzamiento de la jabalina, y obtener su boleto a las finales, con un tiro de 76.36 metros-.

El medallista de plata en el Sudamericano de Atletismo Adulto de Lima está en quinto año de Ingeniería Comercial, y desde hace una temporada se viene preparando para clasificar y preparar estos juegos. “He entrenando todos los días tres horas por lo menos. Muy técnico y físico y en este último tiempo hemos aumentado la carga para mejorar el rendimiento”.