Con todo listo para iniciar una de las carreras más exigentes del mundo, Ignacio Casale el último campeón de la categoría Quads no tuvo problemas para aprobar las verificaciones técnicas y administrativas, por lo que ahora sólo aguarda para dar comienzo a lo que será su décima participación en un Rally Dakar, con tan sólo 31 años de edad.

El Yamaha YXZ 1000 ya se encuentra en el parque cerrado, a la espera de la ceremonia de largada de podio que se realiza este domingo y la posterior primera etapa del día lunes, con 85 kilómetros de recorrido.

Ignacio Casale quiso hacer de esta edición una especial en su carrera deportiva y junto a Yamaha se inició este nuevo y competitivo proyecto que implica dejar atrás más de 150 mil kilómetros de desarrollo en un vehículo donde consiguió las más altas distinciones, para abrirse paso con un nombre en la ascendente Side by Side, que algunos expertos consideran como la categoría del futuro.

Casale

El vehículo en el que competirá es un Yamaha YXZ 1000, que con 960 kilogramos de peso se vuelve más liviano que los fabricados por la competencia. Además, cuenta con un motor 1.000 cc turbo, 180 hp de potencia, caja de cambio secuencial de 5 marchas, neumáticos Maxxis de 30 pulgadas y alcanza una velocidad máxima de 157 km/h.

Ignacio Casale pondrá al servicio todo su talento en la conducción, sin embargo, esta vez no correrá sólo, pues sentado a su lado irá su navegante Américo Aliaga, quien cuenta con 15 años de experiencia y ya ha participado en otras tres ediciones del Rally Dakar, siendo su última aparición la del año 2013.

Un duro desafío les espera a la dupla en las dunas de Perú, zona en la que Ignacio Casale se hizo muy fuerte en las primeras 5 etapas del Dakar anterior. Los pilotos deberán enfrentar un terreno donde el 70% de la superficie es arena, 5 mil kilómetros divididos en tres zonas de competición y distribuidos en 10 etapas, donde 3 mil serán de Especial, con un día de descanso (12) y dos etapas maratón incluidas en las que no podrán contar con asistencia. La carrera larga y concluye en la ciudad de Lima.

El piloto dos veces campeón del Rally Dakar, busca seguir haciendo historia en la competencia, donde ya ha participado en las categorías de Camiones, Motos, Quads y Side by Side o UTV, restándole sólo la de Autos. Además, es el único chileno que ha conseguido ganar la carrera y lo ha realizado en dos ocasiones, siendo la última la más destacada donde consiguió igualar el récord de etapas ganadas, con 19 en su palmarés y liderar la clasificación general desde la primera hasta la última. Con sólo 31 años, Casale ya ostenta la distinción dakariana de “Leyenda”, que se le otorga a los pilotos que alcanzan diez ediciones, siendo el único nacional en tenerla y reconocimiento que en su categoría sólo comparte con el español Gerard Farrés.

“Mi primera meta es terminar la carrera en esta nueva categoría a la que me voy a enfrentar y luego me gustaría estar entre los cinco primeros. Soy un piloto competitivo y sé que puedo estar en la punta, pero este año es de aprendizaje, me enfrento a muchas cosas a las que no he estado acostumbrado y por lo mismo quiero ir de menos a más, haciendo una carrera inteligente en la navegación, cuidando mi buggy y aprovechando los errores que puedan cometer los otros pilotos. Espero ir escalando posiciones de manera estratégica y sin perder mi adn en este tipo de carreras.”, concluyó Ignacio Casale.

Fuente: Felipe Zeballos Frigolett

Crédito fotografías: Prensa Ignacio Casale, uso exclusivo de prensa.

Comentarios

comentarios