El mexicano Jaime Munguía, un suplente de último momento, conquistó el título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al noquear en el cuarto round al estadounidense Sadam Ali, quien perdió la corona en apenas su primera defensa, en el combate estelar de una cartelera que fue organizada este sábado por la noche en el Turning Stone Resort y Casino, de Verona, Nueva York. La pelea fue promocionada por Golden Boy Promotions.

Ali estaba haciendo la primera defensa del título que capturó el año pasado, con una decisión clara sobre Miguel Cotto en la pelea final de la estrella puertorriqueña. Pero a pesar de que Ali era ocho años mayor que Munguía, esta noche se vio como un niño ante el mexicano, visitando la lona en cuatro ocasiones.

El tamaño y el poder plateado inmediatamente como un atronador gancho izquierdo hicieron caer a Ali con fuerza en el primero. Más adelante en el mismo round, dos izquierdas seguidas de dos derechas en la parte posterior de la cabeza, enviaron nuevamente a la lona al estadounidense.

En el segundo, Ali cayó de nuevo, pero logró luchar y sobrevivir al round. Una ventaja incipiente dejó gancho en el cuarto que puso a Ali otra vez, lo que provocó que el árbitro Gary Rosado suspendiera las acciones 1:04 minutos de iniciado el asalto.

Irónicamente, Munguía fue un sustituto tardío del ex campeón inglés Liam Smith, quien se retiró debido a una enfermedad. Munguía había sido negada anteriormente por la Comisión Atlética de Nevada como un oponente para el campeón unificado de peso mediano Gennady Golovkin, que necesitaba un oponente ante la salida del también mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, al dar positivo de clembuterol.

“La verdad, esto significa algo muy grande para mí, esto es un sueño para todo boxeador, pero apenas esto empieza”, afirmó Munguía, promovido por Fernando Beltrán de Zanfer, al final del explosivo desenlace. “Gracias a la Comisión de Nevada. Gracias a ellos no peleé con Gennady Golovkin, pero me dieron esta oportunidad y ahora soy campeón del mundo”, añadió.

“Quería esta pelea, me estaba preparando para Liam Smith, pero no se hizo la pelea y llegó Munguía. Era el campeón y debía tomar el reto, pero (Jaime) es un muchacho muy fuerte y me conectó temprano”, reconoció Ali en declaraciones a ESPN.

Con esta victoria, Munguía, de apenas 21 años de edad, elevó su record a 29-0, con 25 nocauts, mientras que Ali vio caer su palmarés a 26-2, con 14 nocauts, fallando en su ansiada primera defensa de la corona de las 154 libras avalada por la OMB.

Comentarios

comentarios