El Campeón Mundial Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el mexicano Jaime «El Destructor» Munguía, expuso por primera vez su corona de las 154 libras y lo hizo con éxito, al imponerse por decisión unánime al excampeón mundial inglés Liam Smith, en el combate estelar de una cartelera que fue organizada por la empresa Golden Boy Promotions, la noche de este sábado, en el Hotel-Casino Hard Rock, de Las Vegas, Nevada.

Nueva sensación del boxeo mexicano, Munguía, se dio a conocer espectacularmente en la escena del boxeo mundial, al noquear al campeón Sadam Alí, en su anterior pelea, para agenciarse la corona de la OMB.

Y este sábado, en medio de una serie de fallas producto de su inmadurez, logró imponerse por amplias tarjetas de 116-111, 119-110 y 119-108, para llevarse el aplauso de una bulliciosa barra de mexicanos que lo apoyó en todo momento.

«Me falta experiencia», dijo Munguía al final del combate. «Smith me sacó lo verde, pero para la próxima me prepararé mucho más fuerte para que vean los adelantos. Que viva México y que viva Tijuana».

«Soy muy joven. En esta pelea fallé muchas cosas, pero mejoraré y en la próxima pelea lo haré mejor… Jamás pensé que Liam fuera un blandito, él venía en su mejor forma. Sé que me fallaron algunas cosas, sabía que si lo agarraba lo noquearía. Aún soy joven, estoy es experiencia y esto no pasa nada, será experiencia», reiteró el peleador tijuanense.

Desde que sonó la campana en el primer round, Munguía salió con mucho ímpetu, como si fuera el retador a la corona y no el Campeón Mundial. Smith luce más calmado, contragolpeando y desajustando en varias ocasiones a Munguía. Round para el británico, debido a su experiencia y contragolpeo.

En el segundo asalto, Munguía se mantiene como el agresor, pero Smith sigue contragolpeando con inteligencia. Smith lo aguanta en varias ocasiones, hace un juego de cintura y responde al ataque con combinaciones certeras, para mantenerse al frente de las acciones.

Smith sigue trabajando a base de contra ofensiva. Conecta duras combinaciones a la humanidad de Munguía, quien se desajusta por completo en busca de lanzar combinaciones duras. Otro asalto para el inglés y la preocupación es notable en la esquina del peleador mexicano.

En el cuarto, Munguía se más asentado en su ataque, con ofensiva al cuerpo que merma el rendimiento de Smith. Se nota la mejor ofensiva de Munguía, para finalmente ganar su primer asalto de esta pelea.

Munguía luce más certero en su ataque en el quinto asalto, con ganchos al hígado que ponen en malas condiciones a Smith. La pelea se caliente conforma transcurren los segundos, y Munguía presiona en todo momento a Smith, retándolo a intercambiar metralla. De pronto, Munguía toma el control de las acciones, y el inglés se mueve por todo el ring para evitar a toda costa la ofensiva del peleador mexicano.

En la recta final del sexto asalto, par de izquierdas lanzadas por Munguía a la cabeza y mentón de Smith, lo manda a lona. Ya Munguía es dueño de la pelea, debido a su ímpetu y fortaleza ofensiva.

En el séptimo, Munguía presiona con todo en busca del nocaut. Una derecha al rostro de Smith hace temblar el escenario. Smith ya se queda en la guardia de Munguía, y es cuestión de tiempo para que se vaya nuevamente a la lona. Con buenos movimientos de cintura, Smith esquiva una tupida ofensiva del mexicano, quien falla en varias ocasiones, pero está siempre al frente del combate.

En el octavo, Munguía sigue a la ofensiva, soltando sus manos y haciendo retroceder al excampeón mundial inglés.

En el noveno, Munguía comienza lanzando sus golpes de poder. Tira buenos ganchos al cuerpo y mentón de Smith, quien por momentos pareciera que se va a la lona. Sin embargo, Smith responde bien, en un segundo aire, y con mucho empuje está desnudando los problemas defensivos del peleador mexicano.

En el décimo, Munguía siempre adelante, pero ya no con la fortaleza de mitad del combate, que parecía suficiente para abreviar el combate.

En el round 11, Smith sigue sacando ventaja, y sólo es cuestión de tiempo para verlo con la celebración de su primera defensa. Se nota, sin embargo, un poco de cansancio, pero el inglés está mucho más desgastado para pensar en un cambio de mando en el combate.

Lugo de un saludo caballeroso de ambos peleadores, se pone en marcha el round 12. La pelea siempre con Munguía llevando el ataque, con mucho ímpetu, mientras que Smith sobrevive con el buen manejo de su cintura. Al final, no hubo duda de la cara victoria de Munguía, quien celebró con todo esta primera defensa de la corona.

Sin duda alguna, Munguía lució verde, sin mucha experiencia, pero apenas es un peleador de 21 años que necesita pulirse ante rivales como Smith, que han sido campeones, pero no pertenecen a las Grandes Ligas del boxeo internacional. Con esta victoria, Smith elevó su record a 30-0, con 25 nocauts, mientras que Smith vio descender su palmarés a 26-2-1, con 14 nocauts. Smith no perdía desde septiembre del 2016, cuando fue noqueado en nueve rounds por el también mexicano Saúl «Canelo» Álvarez.