El recordista mundial de salto de altura, Javier Sotomayor, de Cuba, retornó a las nubes, suspendido en el aire y con su cuerpo en forma horizontal, tras recibir en esta capital el premio Leyenda de los deportes. El galardón, otorgado por el diario deportivo español As, devolvió a Sotomayor a la tierra que lo impulsó sobre la varilla ubicada en 2.45 metros, el 27 de julio de 1993, en la ciudad de Salamanca.

Resulta un enorme honor recibir este reconocimiento, refirió a través de las redes sociales el igual plusmarquista universal bajo techo (2.43) de atletismo. Este tipo de agasajos me devuelve al pasado y revivo esos grandes momentos cosechados en España, afirmó.

Campeón olímpico en Barcelona 1992 y seis veces monarca del orbe, ‘El Soto’, como también le llaman, resaltó el valor de seguir en la memoria de las personas y el estar cerca de otras estrellas del deporte.

Tengo la suerte de poseer varios lauros, pero este tiene mucho significado, porque, además, fueron congratulados otros grandes atletas, expresó horas después de ser parte de una gala que contó con la presencia del futbolista argentino Lionel Messi, flamante Balón de Oro de 2019.

El premio Leyenda de los deportes consiste en homenajear a los mejores atletas del año y distinguir los valores de toda una trayectoria deportiva. En mi caso reconocieron mi récord mundial y su vigencia por mucho más de un cuarto de siglo, explicó el nacido en la provincia cubana de Matanzas, en 1967.

La ceremonia sirvió también para unir en un mismo espacio al pasado y el presente del salto de altura: Sotomayor, de 52 años de edad y considerado el mejor exponente de todos los tiempos, estrechó la mano derecha del qatarí Mutaz Essa Barshim, de 28, poseedor de una marca de 2.43 y principal aspirante a romper la cota del antillano.

Barshim, conocido como el ‘Halcón de Qatar’, recogió el trofeo AS Arabia después de una temporada en la que superó una grave lesión de tobillo y obtuvo la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Doha, delante de su público y con la atención del ‘Soto’ en el estadio Internacional Jalifa.

Ambas miradas volverán a cruzarse en los Juegos Olímpicos de Tokio, del 24 de julio al 9 de agosto de 2020, con el recordista actual en las tribunas, el perenne soñador en la pista y la varilla fija, como principal protagonista del suceso.