La esquiadora chilena Noelle Barahona cosechó su mejor resultado histórico en unos Juegos Olímpicos de Invierno, tras terminar en el lugar 25 la prueba de Descenso en Pyeongchang 2018.

Barahona, de 27 años, tuvo un tiempo de un minuto, 44 segundos y 24 centésimas y logró su ubicación más destacada en cuatro participaciones en el evento, en el que comenzó a competir en Turín 2006 con apenas 15 años.

La chilena  se quedó a 5 segundos y dos centésimas del registro marcado por la ganadora, la italiana de 25 años Sofia Goggia. La ganadora de la prueba,que confirmó ser la mejor esta temporada en Descenso (lidera la Copa del Mundo de la especialidad), superó a la noruega Ragnhild Mowinckel (plata) por 9 centésimas, y a la estadounidense Vonn por 47 centésimas.

“Me sentí contenta toda la bajada, me sentí muy cómoda, había errores muy pequeños, pero en general mucho mejor de lo que venía haciendo últimamente y tuve que sobreponerme”, señaló la chilena. “Le gané a un par que siempre me venían ganando, así que en general muy feliz y súper motivada”.

Noelle atribuyó su actuación a un cambio de mentalidad: “Ayer hice un cambio de mentalidad, escribí un par de cosas para tener claridad mental yo misma y me di cuenta que estaba sufriendo por sufrir y que en realidad la única manera de esquiar bien es teniendo la mente limpia y feliz”.

 

Mejoró

Después de su descalificación en el Gigante, y su 39º puesto en el Super-G, Barahona selló su mejor resultado en los Juegos de Pyeongchang, pero también de todas sus anteriores presencias en unos Juegos Olímpicos de Invierno (Turín 2006, Vancouver 2010 y Sochi 2014).

Su anterior mejor resultado,  había sido un puesto 28 en Combinada alpina de Vancouver 2010, y en el Descenso olímpico no había pasado del puesto 34º, por lo que lo de esta madrugada en Pyeonchang, es catalogado como un gran éxito para la esquiadora de La Parva.

 

Comentarios

comentarios