Mejorar el octavo lugar obtenido en el Dakar 2019, será el objetivo del iquiqueño José Ignacio Cornejo (Monster Energy Honda Team) para la versión 42° del Dakar 2020 que se disputará entre el 5 y 17 de enero próximo en Arabia Saudita.

Con una distancia total de 7.856 kilómetros, los pilotos se someterán a una dura prueba en los 5.097 kms de especiales. Además de descubrir las dunas de Arabia Saudita, la visita a Asia Occidental sumergirá a los participantes en un primer momento en laberintos de pistas donde las dotes para la navegación resultarán primordiales.

El cambio de continente viene acompañado de modificaciones reglamentarias que pretenden volver a los principios fundadores del rally raid, disciplina que permite que los aficionados se codeen y, en ocasiones, pugnen directamente con los profesionales. Los nuevos roadbooks y las etapas maratón contribuirán a reducir las diferencias.

“Este Dakar 2020 será muy interesante desde el punto de vista de la nueva reglamentación porque en las etapas maratón prácticamente nadie se podrá ayudar. Cada uno sólo tendrá un espacio para ver su máquina durante poco tiempo. Y eso será crucial en el resultado final de cada uno”, comentó el piloto de 25 años, residente en Iquique.

De entre los 351 vehículos que participarán en esta 42ª edición del Dakar, el Monster Energy Honda Team enrola a cinco Honda CRF450 RALLY con sus cinco pilotos oficiales: Kevin Benavides (Argentina), Ricky Brabec (Estados Unidos), José Ignacio Cornejo (Chile), Aaron Mare (Sudáfrica) y Joan Barreda (España).

“Es un buen número de participantes, especialmente en Motos (147). La idea es dar lo mejor de mí en cada etapa con el fin de conseguir un buen resultado. En 2018 fui 10° y en 2019 fui 8°. Así que mi meta está clara para 2020. La idea es no cometer errores y navegar muy bien, pues todas las etapas serán de mucha orientación”, explicó el piloto del equipo Monster Energy Honda Team, que defenderá por segundo año consecutivo a la fábrica japonesa.

El recorrido, cada vez con más arena, planteará escollos de envergadura en las dunas entre Ha’il y la capital Riad, donde habrá una jornada de descanso. Las hostilidades se reanudarán e intensificarán al adentrarse de lleno en el Lugar Vacío, la inmensa nada desértica del territorio saudí en la que se disputarán las etapas clave de Shubaytah y Haradh. Ahora bien, nada impide que la clasificación siga sin decidirse cuando llegue la etapa final de Qiddiyah, donde la navegación podría jugar una mala pasada incluso a los mejores pilotos.

La realización de los nuevos roadbooks, redactados en colores y entregados en varias etapas apenas unos minutos antes de la salida de la especial, priva a los pilotos más profesionales de una ayuda decisiva. Del mismo modo, la introducción de una etapa supermaratón para motos y quads en la que solo se permitirán 10 minutos de trabajo mecánico volverá a situar el mantenimiento de los vehículos en el corazón mismo de la prueba, al igual que la etapa maratón propiamente dicha (impuesta a todos los vehículos) en la penúltima jornada de carrera.