Ocho meses tuvo que esperar Julio «Ingeniero» Álamos para volver a los cuadriláteros. Ocho largos meses donde tuvo que operarse de un hombro, recuperarse de una fractura en una de sus manos y además darse el tiempo para terminar su carrera universitaria, la cual culminó con éxito confirmando el apodo con el que es conocido en el mundo del boxeo «El Ingeniero».

Pero fueron ocho meses para re descubrirse y tranquilizarse luego del frenético inicio de su carrera como boxeador profesional que lo tienen a poco más de dos años de ese debut como uno de los mejores pugilistas del país y del continente dentro de su categoría.

Ahora el desafío es mayor, regresar siempre es difícil en una actividad donde pareciera ser que el olvido funciona rápido, pero Julio Álamos está convencido que esta pausa no fue más que eso, una pausa dentro de una larga carrera que recién comienza.

¿Cómo te encuentras para este reencuentro con el boxeo activo?

Motivado, contento de poder volver al ring, fueron ocho meses fuera y estoy ansioso, son muchas cosas que pondré a prueba en este combate y espero hacerlo bien.

¿Qué es lo más difícil de volver luego de estar tanto tiempo alejado?

No sé si hay algo difícil, solo las ganas de estar vigente, de hacer bien las cosas y de demostrar que me queda mucho boxeo. Lamentablemente las lesiones no me han dejado mostrar todo mi potencial y quiero empezar a hacerlo, quiero mostrar que estoy para cosas grandes. Eso es lo más latero, siento que estoy en deuda con el boxeo y recuperar lo que quiero hacer.

¿Cómo estás de tu lesión?

El hombro todavía me molesta un poco porque fue una operación grande. El doctor me dijo que tenía para un año más con dolores, pero lo que es entrenamiento puedo hacer todo perfecto. Más que el dolor no hay otro impedimento y la mano se supone que también esta sanada y espero poder golpear con todo como lo hacía antes.

No hay riesgo de recaídas entonces.

No, estoy de alta, tengo cuatro pernos metidos que supuestamente evitarán que se salga el hombro, lo he probado en sparring y ha estado todo bien. Dudo que pase en la pelea y me dieron de alta así que he podido entrenar de lo más bien.

La lesión en tu hombro derecho permitió que potenciaras la preparación de tu izquierda, de tu jab,.¿Veremos a un Julio renovado en cuanto a su boxeo considerando que has potenciado esta herramienta?

No sé si vamos a ver a otro Julio, pretendo más que demostrar otro boxeo hacer bien las cosas, superar lo que proponga mi rival y saltar todas las barreras que se pongan delante de mi meta. Como dices con la lesión pude entrenar mucho la mano izquierda, pero ahora espero complementarlo con la derecha y crear espacios con ambas manos, vamos a ver qué pasa.

¿Qué tanto modificó el plan de tu carrera esta lesión?

Estamos en la mitad de donde queremos estar, quiero consolidar mi físico en primer lugar, agarrar confianza de que puedo golpear fuerte, de que puedo golpear sin preocuparme de las lesiones y después de eso, espero este año finalizar con una pelea importante, ojalá en diciembre hacer algo histórico. Este receso me sirvió para reflexionar, para tomarme el boxeo como algo más profesional y si este no es mi año será el próximo entonces.

Lo bueno es que la lesión permitió que te enfocaras en otras cosas, terminar tu carrera universitaria y ahora dedicarte al 100% al boxeo.

Si, la lesión me permitió darme cuenta de varias cosas y ahora estoy 100% boxeo, tengo que aprovechar de que puedo dedicarme a esto como pocos lo pueden hacer en Chile así que no hay excusas.

Esta será la primera pelea en el Monticello luego de la derrota de Miguel González ante Moloney. ¿Sientes un poco la presión de mejorar lo que hizo el «Aguja» y consolidarte como la cara visible del boxeo chileno?

No, ninguna responsabilidad. Me lo tomo con calma, solo quiero hacer un buen papel para que esto abra más puertas porque el boxeo chileno todavía esta emergiendo, entonces no siento una responsabilidad pero sí un compromiso con el boxeo y quiero hacerlo bien, porque si yo lo hago bien van a llegar más canales, más oportunidades y si no soy yo, será otro el que llegue a ser campeón mundial y en ese sentido siento un compromiso y quiero pagar mi deuda.

En esa línea, ¿cómo te sientes de compartir cartelera con Joseph Cherkashyn y con Luis Cruzat, boxeadores jóvenes y con los cuáles has compartido en diversas ocasiones?

A eso me refiero, ahora vamos a hacer una cartelera con tres peleas profesionales, televisadas y eso es un paso gigante para el boxeo chileno. Ellos dos vienen haciendo bien las cosas y mientras más boxeadores haya esto va a chorrear para todos, así que contento de compartir velada con ellos que son tremendos prospectos.

Julio Álamos enfrentará al argentino Juan Gabriel Rizo Patron en el Gran Arena Monticello este viernes 14 de junio y transmitirá Canal 13 desde las 23:30 horas.