Junior de Barranquilla se llevó un valioso triunfo en su visita al Independiente Santa Fe en la semifinal de ida de la Copa Sudamericana y acaricia su primera final continental. Con 0-2 de visita el Junior tiene un paso y medio en la final y obliga a Santa Fe,  que tendrá que marcar tres en Barranquilla o dos para ir a penales.

En el Campín de Bogotá, el Tiburón aprovechó para pavimentar su acceso a su primera final continental al valerse de los tantos de Teo Gutiérrez y Piedrahita con un zapatazo mortal al palo derecho del meta Cardenal.

Teófilo Gutiérrez convirtió el primer tanto en el minuto 42, tras gambetear al arquero rival en un mano a mano que tuvo que ser validado por el VAR, luego de que el juez de línea sancionara un fuera de juego inexistente.

Apenas al regreso del vestuario, Marlon Piedrahita menguó los ánimos de la formación bogotana al concluir con un tiro cruzado una pared del siempre inspirado Jarlan Barrera en el minuto 48. El local Javier López fue expulsado a los 82 al ver la tarjeta roja directa.

El escenario para los campeones del 2015 pasa por hacer tres goles en el Metropolitano de Barranquilla, sin dejar que le anoten en un partido de vuelta que se jugará el 29 de este mes.

Con estos dos conjuntos cafeteros en semis, Colombia aseguró su tercera participación en una final de 17 que con la de este año se han llevado a cabo.

El vencedor de esta llave se enfrentará al ganador del duelo brasileño entre Atlético Paranaense y Fluminense.

Comentarios

comentarios