El patinador japonés Key Saito se ha convertido en el primer deportista en dar positivo en un control antidopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeogChang 2018, según informó la División Antidopaje del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

En un comunicado el TAS informó que Kei Saito, que participa en la prueba de patinaje velocidad en pista corta, dio positivo en control fuera de competición con diurético de acetazolamida, considerado como una agente de enmascaramiento, por lo que fue suspendido provisionalmente.

El deportista japonés Saito aceptó voluntariamente la suspensión provisional y abandonó la Villa Olímpica.

Saito
A sus 17 años es toda una estrella

Por su parte, La estadounidense Chloe Kim, de 17 años, sobrepasó los pronósticos que la señalaban como favorita con una espectacular exhibición en el ‘halfpipe’ de Phoenix Park, donde este martes se proclamó campeona olímpica, en una prueba en la que la española Queralt Castellet, que apuntaba al podio, fue séptima y se tuvo que conformar con un diploma.

Kim, cuádruple ganadora del ‘superpipe’ de los X Games, que ya hubiese apuntado al podio en los Juegos de Sochi (Rusia), donde no la permitieron competir, al tener de aquella sólo trece años; logró este martes su victoria más bonita. En el día adecuado y en el sitio justo: Corea del Sur. La tierra de sus abuelos. Donde aún tiene familiares.

La niña prodigio de Long Beach, que comenzó a practicar el snowboard en Mountain High -asimismo en California- ya mostró sus cartas en la primera de las tres rondas de una prueba que se decide con la mejor valoración de toda la jornada.

La inconformista Kim mejoró su sobresaliente alto hasta rozar la matrícula en Phoenix Park. “Aunque ya tenía el oro, sabía que lo podía hacer aún mejor”, dijo. “La tercera ronda demostró que me lo merezco. No me lo puedo creer aún, estoy en un ‘subidón’ de adrenalina. Soy muy feliz”, explicó Chloe Kim tras su brutal exhibición en el ‘pipe’ surcoreano.

Saito
Primer chileno en competir.

En tanto el esquiador chileno Henrik Von Appen debutó este martes en los Juegos Olímpicos de Invierno en Descenso de Combinada, pero no culminó la prueba para así cuidar la muñeca y estar listo para su competencia oficial de Descenso, la que desarrollará este miércoles a las 23:00 horas de nuestro país.

El nacional completó hoy un buen descenso en la combinada alpina , pero no participó en la segunda manga del Slalom para no forzar su muñeca izquierda, operada en dos oportunidades hace dos meses. En el estreno del esquí alpino en Pyeongchang, Corea del Sur, después de dos jornadas de mal tiempo y vientos fuertes en el Jeongseon Alpine Centre que obligaron a postergar el descenso masculino y el Slalom gigante femenino, Von Appen estableció el vigésimo segundo registro entre 65 participantes, con un tiempo de 1:21,16 minutos.

De esa manera se ubicó a menos de dos segundos del alemán Thomas Dressen, quien fue el más veloz de la jornada por delante del noruego Aksel Lund Svindal y el campeón olímpico de descenso, el austríaco Matthias Mayer. Pero a pesar de las buenas perspectivas para la segunda manga, ya que él mismo se define como un “combinator”, el esquiador chileno priorizó su actuación en el descenso del jueves ya que todavía no está en condiciones físicas óptimas en la muñeca para afrontar el desgaste que demanda el Slalom, la disciplina más técnica del esquí alpino.

“Estoy saliendo de una lesión y estoy corriendo con el bastón atado, porque no lo puedo agarrar”, le explicó Von Appen a DPA cuando terminó la serie inicial. “No voy a hacer la segunda manga porque el impacto del Slalom en la mano no me lo permite”, aseguró el abanderado de la delegación chilena en la ceremonia inaugural”, añadió el esquiador de 23 años.

Saito
El chileno fue estratégico en esta jornada.

Comentarios

comentarios