La holandesa Kiki Bertens batió a Simona Halep, campeona en 2016 y 2017, por 6-4 y 6-4, en la final del Mutua Madrid Open para ganar el título más importante de su carrera y dejar a la rumana sin opciones de recuperar el número uno del mundo que una semana más seguirá en poder de la japonesa Naomi Osaka.

Bertens, finalista en 2018, que había derrotado en cuartos de final a la checa Petra Kvitova, su verdugo en esa final, y la única jugadora capaz de ganar tres veces en Madrid, se convirtió además en la primera en ganar el torneo sin ceder un solo set en las 11 ediciones del mismo, la primera de esta nacionalidad en triunfar en la capital española, y la séptima diferente en alzar el trofeo.

La holandesa, ganadora ya de nueve títulos (este año se hizo también con el de San Petersburgo) se ha coronado en Madrid venciendo en a tres campeonas del Grand Slam de forma consecutiva.

Primero derrotó a Kvitova, doble ganadora de Wimbledon (2011 y 2014), luego a la estadounidense Sloane Stephens, campeona del US Open (2017), en semifinales, y este sábado a Halep, ganadora en Roland Garros el año pasado.

La victoria lleva consigo una recompensa de € 1.202.520 euros, y entrar por primera vez en el grupo de las cinco mejores del mundo, concretamente en el cuarto. Halep sube también y aparecerá segunda este lunes, superando a Kvitova.

Final

[7]Kiki Bertens (HOL) a [3]Simona Halep (ROM), 6/4, 6/4

Barbora Strycova y Su-Wei Hsieh se proclamaron campeonas del Mutua Madrid Open 2019 en la modalidad del doble femenino. En el primer turno del Estadio Manolo Santana, vencieron a la pareja formada por Gabriela Dabrowski y Yifan Xu por 6-3 6-1, en poco más de una hora de juego.

Un encuentro de altos vuelos que enfrentaba a dos de las parejas más exitosas y poderosas del circuito WTA: la No. 5 y la No. 6. Solo se habían enfrentado en una ocasión (semifinales de Indian Wells 2018) y la experiencia en finales de WTA Premier Mandatory fue determinante en el devenir del partido.

Todavía sin ningún título en sus vitrinas esta temporada, Dabrowski y Xu salieron a por todas, cada una con sus bazas: la canadiense con su juego poderoso y la china haciendo las delicias del público asistente con una exquisita técnica en la red. No obstante, los nervios no tardaron en apoderarse de su juego, quizás fruto de la falta de esa veteranía en grandes citas. La habilidad de Strycova en la red fue suficiente para romper la estrategia de las No. 6 y ponerse con dos breaks arriba (4-1) en un visto y no visto.

La dupla asiática-canadiense intentaron no dejarse ir en el marcador y consiguieron recuperar uno de los breaks encajados. Pero sus opciones de remontar quedaron diluidas por Hsieh, hasta el momento desapercibida, que con dos passings shots espectaculares en el noveno juego puso la primera piedra hacia el título.

La historia no cambió en la segunda manga. Hsieh y Strycova no dejaron de pisar el acelerador, aprovechándose de los continuos errores de sus rivales. Un break sobre el saque de Dabrowski, la mejor sacadora de las cuatro, puso la puntilla al partido. Si las No. 5 del mundo ya estaban tocadas, con ese inicio de set terminaron de hundirse. Contundente 6-1 final y segundo título de la temporada, después del conseguido en Dubai, y ya son 41 los que suman entre las dos.

Final dobles

Su-Wei Hsieh (TPE)/Barbora Strycova (TCH) a Gabriela Dabrowski (AUS)/Yi-Fan Xu (CHN), 6/3, 6/1