La representante del Stud Vendaval, la hembra “La Cañita” con una gran atropellada en los metros finales, se adjudicó el último Clásico G-I de la temporada Las Oaks, carrera que cierra el calendario hípico de nuestro turf.

En lo que fue un espectacular cierre de año, con un gran marco de público sobre las 10 mil personas, se desarrolló este tradicional Clásico G-I, programado en la 13ª carrera y congregó a las 12 mejores hembras del 2018.

Ellas en un recorrido de 2.000 metros animaron una emocionante carrera, resultando vencedora  la  pupila de Patricio Baeza, que fue dirigida por el Jinete Kevin Espina.

“La Cañita” atropelló con fuerza por el lado interior de la pista, en los metros finales, protagonizando una vibrante definición, cruzando el disco en primer lugar, marcando un tiempo final de 1.58.27 para la distancia de 2.000 metros.

El marcador final de esta gran carrera lo completaron en segundo lugar el de la prueba “Avay”, el tercero fue para “Touching Gold” y cerró el marcador en cuarto lugar “Grey Moon”.

Este importante triunfo corona como la mejor hembra de la temporada 2018 a la ejemplar “La Cañita” quien será protagonista de los futuros clásicos del calendario 2019.

Fotos  Equipo Sports News