Hoy queremos comentar de la crisis azul en el 2018, donde el inicio del torneo no pudo ser menos auspicioso. A las críticas de Ronald Fuentes (gerente deportivo de la época) contra el técnico Ángel Guillermo Hoyos, se sumaron una seguidilla de problemas dentro de la institución: la discreta participación en Copa Libertadores y la derrota ante Colo Colo en el clásico con el conflicto Pinilla-Beauseajour en cancha incluido, dieron inicio a la crisis y a la debacle del técnico. Dos sendas goleadas (0 a 6 ante La Calera y 0-7 ante Cruzeiro) terminaron con la salida definitiva de Hoyos de la dirección técnica.

Luego vino el interinato de Esteban Valencia en la banca azul, la cual terminó de mala manera con la eliminación de la “U” en Copa Libertadores al caer 0 a 2 ante Vasco da Gama en Santiago, perdiendo la chance inmejorable de acceder a Copa Sudamericana como tercero. Al final remató último en su grupo. En aquél encuentro, el defensa Gonzalo Jara tuvo una baja presentación, lo que le valdría perder continuidad en el primer equipo y que en el futuro significaría, como sucedió, su desvinculación con la “U” a fin de año.

azulTras su exitoso paso por Talleres de Córdoba, llegaba a la banca azul Frank Darío Kudelka, quien prometía una propuesta diferente. Al poco tiempo, Kudelka debió enfrentar la salida de dos referentes: Ángelo Araos y Mauricio Pinilla. A ello se sumaron los malos resultados en cancha y la larga lesión de Jean Beauseajour. Kudelka comenzaba a barajar la posibilidad de renunciar.

Un partido clave, la derrota con la Universidad de Concepción en el sur, dio al equipo de Kudelka un nuevo empuje. El argentino marginó definitivamente a Gonzalo Jara, y de paso dejó fuera al mediocampista Felipe Seymour. Llegaron así las victorias en el elenco azul, que se ilusionaba con el título. Pero llegó el empate aquél frente a Deportes Iquique y las ilusiones se apagaron casi definitivamente.

El caso Pinilla seguía fuera de las canchas, y vendría la mala noticia para Universidad de Chile. El Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel acogió el recurso presentado por el ex atacante de la “U” tras su polémica salida. La institución recurrió de nulidad para intentar rebajar los más de 400 millones de pesos que se dictaminó inicialmente como indemnización para el jugador.

Recordemos que Pinilla presentó una demanda de tutela laboral por vulneración de derechos fundamentales en contra de Azul-Azul, concesionaria que administra a la Universidad de Chile.

La crisis azul no termina con todo lo ya expuesto: la parte directiva sufrió una fuerte reestructuración con la renuncia de Ronald Fuentes y del director ejecutivo Pablo Silva. Sabino Aguad llegó en reemplazo de Fuentes a la gerencia deportiva.

El premio llegó con el tercer lugar logrado por el equipo en el Campeonato Nacional, lo que le valió participar en la segunda fase de Copa Libertadores. El desafío se llama FootBall Club Melgar, de Arequipa. Una excelente chance para que el técnico Frank Darío Kudelka consolide su estilo de juego durante la primera mitad del año 2019.

azul

Comentarios

comentarios