El ex deportista multicampeón Michael Phelps confesó, a través de una carta a ESPN, que vive una intensa depresión por la cuarentena. Pese a mencionarlo nuevamente, ya en el 2017 había confesado que tenía esta enfermedad. 

“La cuestión es que las personas que viven con problemas de salud mental lo saben, nunca desaparece. Tienes días buenos y malos. Pero nunca hay una línea de meta. Hice tantas entrevistas después de Río donde la historia fue la misma: ‘Michael Phelps habló sobre la depresión, entró en un programa de tratamiento, ganó el oro en sus últimos Juegos Olímpicos y ahora está mejor’. Desearía que fuera la verdad. Desearía que fuera así de fácil. Pero honestamente, y lo digo de la mejor manera posible, eso es simplemente ignorante. Alguien que no entiende con qué lidian las personas con ansiedad o depresión o trastorno de estrés postraumático no tiene idea”, relató en una carta enviada a ESPN.

Tras su retiro del profesionalismo en el Río 2016 donde consiguió 5 medallas de oro y una de plata (suma en total 28 medallas olímpicas), el norteamericano confesó a la prensa que sufría de depresión que lo había tenido al borde del suicidio. 

“Aquí está la realidad: nunca me curaré. Esto nunca desaparecerá. Es algo en lo que he tenido que aceptarlo, aprender a lidiar con eso y convertirlo en una prioridad en mi vida. Y sí, es mucho más fácil decirlo que hacerlo”, relató Phelps.