Inspirada en las legendarias motos que dieron vida a una verdadera revolución en el mundo de las dos ruedas en los años 60, Scrambler Café Racer de Ducati se impone con su color “Black Coffee, llantas doradas, bastidor y motornegro, el último con refrigeración mecanizada. Su diseño saca suspiros a los amantes de esta marca, en especial por sus retrovisores, los que se instalaron en los extremos de los semimanillares y el asiento del pasajero, el que se ocultó con una cubierta para lograr un aspecto más deportivo.

Además su escape Termignoni de doble salida y protector de aluminio anodizado en negro, así como su carenado y sus porta números laterales, combinan perfectamente con los guardabarros cortos, similares a los que se usaban entonces. Por cierto, el número 54que lleva impreso en la parte trasera, no se ha elegido al azar, era el utilizado por Bruno Spaggiari, piloto italiano de Ducati que en 1968 que corrió la Moto temporada Romagnola con una 350 cc que derivaba de la Scrambler de la época.

El motor utilizado es el mismo que el de la Icon, de dos cilindros refrigerado por aire y aceite, y que cumple con la normativa Euro4. Rinde 75 CV de potencia, con una entrega muy suave a medio y bajo régimen, que se dosifican fácilmente gracias a su nuevo acelerador electrónico. En el apartado de frenos se encuentra un disco delantero de 330 mm de diámetro, con una pinza monobloque de cuatro pistones de anclaje radial.

Destaca la llanta delantera de 17″, lejos de la combinación 18/19” del resto de la gama Scrambler. Esta medida refleja su sentido más deportivo y viene equipada con neumáticos Pirelli Diablo Rosso II en medida de supersport (120/70-17 y 180/55-17, delante y detrás, respectivamente). Los muelles de las suspensiones se han endurecido y el disco frontal de 330 mm, derivado de la serie Panigale, y la pinza radial Brembo M4.32 monobloque están compartidos con el resto de la serie Scrambler.

En cambio, la bomba, también radial, es de nueva factura y regulable, completándose el equipo con un ABS Bosch 9.1 MP. El amortiguador trasero es asimismo una unidad Kayaba, con regulación de precarga y un recorrido de 150 mm como en la suspensión delantera. El peso con el depósito lleno es de 188 kg, dos más que en la Icon, mientras que el asiento aumenta su altura 15 mm (805 mm) y añade tapa de asiento de serie.

Ducati ofrece un amplio conjunto de accesorios originales, como el protector del faro en forma de X, un asiento largo y plano, llantas de radios, entre muchos otros.

Una motocicleta que llega a nuestro país a entregarles estilo y prestancia a todos quienes buscan una compañera de aventura que contenga lo mejor del nuevo y el viejo mundo. Para más información visite: www.ducati-chile.cl

Fuente: Rocío Valdivielso Estévez de ATB Comunicaciones

Comentarios

comentarios