Se termina el Mundial de Rusia, y la táctica fija, entendida como todas aquellas acciones que se pueden desarrollar en un partido tratando de aprovechar o neutralizar toda clase de lanzamiento a balón detenido, ha sido un recurso recurrente y ha definido partidos claves.

Muchas selecciones han aprendido a aprovechar de mejor manera el manejo del balón en el terreno de juego por medio de los lanzamientos libres, tiros de esquina, penales, saques laterales, saques de meta e incluso han generado jugadas interesantes a partir del saque inicial, en el Ecuador de la cancha.

La táctica fija así como cualquiera de los otros factores entrenables en el fútbol, debe de ser entrenada (valga la redundancia) y puesta en práctica durante el entrenamiento, con el fin de sacar más provecho de estas situaciones a balón detenido durante el desarrollo del juego.

La táctica fija,ya está dicho, ha tomado gran importancia en el fútbol mundial, especialmente desde la década de los ochenta. Se ganan y pierden campeonatos por una jugada a balón detenido. Esta se ha convertido en un arma letal de los equipos defensivos para vulnerar el arco rival, motivo por el cual se constituyó como un punto importante del fútbol moderno. La planificación y ejecución continua de estas jugadas dieron orden al equipo atacante, coordinación y posibilidad de desequilibrar a la mejor defensiva.

Los automatismos en estas jugadas han adquirido una importancia primordial ya que una gran cantidad de goles provienen de estas acciones. Según las estadísticas que están a nuestra disposición partido tras partido, entre un 40 y un 45% de los goles que se anotan son producto de jugadas de táctica fija.

Los jugadores al realizar estas acciones deben poseer ciertas cualidades precisas y estar preparados para utilizar sabiamente estas ocasiones.

Una posible planificación de las jugadas de táctica fija puede ser: Seleccionar a él o los ejecutantes según la jugada y el perfil; quienes deberán ser técnicamente bien dotados, ordenar una señal clara y visible para cada jugada y acordar la señal y el lugar exacto hacia donde deberá ir cada jugador en su movimiento de distracción, previo a la ejecución de la jugada que le brinde la opción también de participar en alguna variante con posibilidad de anotar o realizar una segunda jugada.

Interesante resulta agregar que la táctica fija puede tener variantes ofensivas y también defensivas según el equipo esté o no en posesión del balón. Y las selecciones están apelando cada vez más a ambas variantes.Si algo está definiendo el Mundial de Rusia 2018 es la cantidad de goles que se están marcando en jugadas de estrategia o a balón detenido. Cuando ya se han disputado 62 de los 64 partidos del torneo, la Copa del Mundo de Rusia es la que ha ofrecido un mayor número de goles preparados en los entrenamientos. Casi 70 goles (incluidos los penales), que superan los 62 que se obtuvieron en toda la Copa del Mundo de Francia 1998.

Inglaterra, clasificada a las semifinales por primera vez en 28 años, es el mayor ejemplo, pero no el único; en la fase de grupos 15 de los 32 equipos lograron goles de esta forma.

Selecciones como Colombia, Uruguay, Portugal o Rusia anotaron hasta cuatro goles en jugadas con balón detenido y 27 de los 50 primeros tantos fueron en acciones de estrategia.

Mientras que en las Ligas europeas más importantes el porcentaje se sitúa entre el 25 y el 37 por ciento y en el Mundial de Brasil 2014 la estrategia copó el 38 por ciento de los goles, en este ya va por el 43 por ciento. Las estadísticas son decidoras.

Ya lo declaraba ayer el delantero francés AntoineGriezmann, quien aseveró que la táctica fija que preparó el técnico Deschamps resultó como pretendía. El gol de Umtiti fue un gol que se había trabajado minuciosamente en los entrenamientos, y les resultó. Agregó que para soportar los embates belgas tuvieron que recurrir a la táctica fija sin balón, es decir, la defensiva.

Si bien la pelota es el elemento que reina en el fútbol, en Rusia 2018 la pizarra, el cronómetro y, sobre todo, la jerarquía para rendir en todas las posiciones dentro del campo de juego están siendo puestos a prueba. Se viene una final inédita el domingo, y la buena planificación previa a tan trascendental encuentro podría marcar la diferencia de una selección sobre la otra.

Comentarios

comentarios