Se jugó este fin de semana la 13 fecha del torneo de Primera A, donde Universidad Católica se consolida con cierta tranquilidad en el primer lugar de la tabla de posiciones. En San Carlos de Apoquindo, el cuadro de Gustavo Quinteros no tuvo mayores dificultades para derrotar a Deportes Antofagasta por un expresivo 5 a 1.

César Pinares y Edson Puch se atrevían a llegar al pórtico de Hurtado en los primeros minutos, sin embargo la primera media hora careció de mayores emociones. De todos modos la UC ya mostraba su intención de resolver el partido cuanto antes. Fue así como en el minuto 33 Católica sorprendió a la zaga nortina y Duvier Riascos abría el marcador para los locales.

Antofagasta lograba el empate pocos minutos después con un gol de gran factura de Jason Flores. Con ello se fueron al descanso en un primer tiempo bastante discreto.

En el complemento el cuadro local mostró toda su jerarquía y le pasó por encima a los de Gerardo Ameli. Luciano Aued, César Pinares, Diego Buonanotte y José Pedro Fuenzalida fueron los encargados de provocar la debacle en el cuadro antofagastino quienes completaron 7 fechas sin ganar. Universidad Católica juega con un sistema que ha dejado en la suplencia a Buonanotte, un jugador que hace la diferencia y ha significado un problema para Quinteros en lo referente a donde ubicar al argentino en el campo de juego.

Por otro lado es un secreto a voces la posible partida de dos jugadores claves en el andamiaje cruzado: Matías Dituro y Edson Puch. De concretarse la partida de ambos, sin duda dejarían una merma importante en el equipo, con miras a la segunda mitad del campeonato nacional.

La derrota visitante trajo consecuencias. Gerardo Ameli terminó su vínculo con el cuadro “Puma”, dejándolo en el último lugar de la tabla de Primera A, junto a Universidad de Chile y Cobresal. Sin duda un técnico que dejó huella en el norte, clasificando a Antofagasta por primera vez en su historia a un torneo internacional el año pasado.

En el estadio Nacional, se jugó un nuevo clásico donde Universidad de Chile no levanta cabeza y empató con Colo Colo. Una paradoja es lo que ocurre con el cuadro azul. El equipo de Alfredo Arias no juega mal, y ante Colo Colo exhibió una de sus mejores presentaciones de éste terrible año, sin embargo la “U” no gana, y se hunde en el fondo de la tabla.

La primera media hora fue de amplio dominio azul. Leandro Benegas abría el marcador en el minuto 28 tras aprovechar un gran centro de Matías Rodríguez. Los desbordes de Jean Beausejour y del mismo Rodríguez provocaban interesantes llegadas en ofensiva de Benegas y Ubilla. Pero en la “U” el problema de finiquito es una constante, y le ha costado muy caro.

Esteban Paredes intentaba inquietar a Fernando de Paul, pero no fue efectivo y debió retirarse al filo del descanso.  Universidad de Chile mostró en el inicio del complemento un buen fútbol. Llegaban con posibilidades de aumentar Sebastián Ubilla (le sacaron de la línea su remate de chilena) y Benegas se perdía un gol increíble. Pero, de manera incomprensible, el equipo de Arias se replegó cuando mejor jugaba.

Colo Colo, sin mostrar mucho, llegó al empate a 20 minutos del final con tanto convertido por Mouche, aprovechando el repliegue azul y una desinteligencia de la zaga universitaria. El encuentro continuó con llegadas de uno y otro, sin la claridad suficiente para desequilibrar. Punto aparte fueron los constantes encontrones entre Ángelo Henríquez y Juan Martín Insaurralde, que significó la expulsión del primero a 14 minutos del final.

En la “U” destacable el partido de Gonzalo Espinoza, cortando jugadas riesgosas de los albos y atreviéndose en funciones ofensivas. Sin mostrar una gran técnica, loable es la fuerza de Leandro Benegas en ofensiva, siempre molestando a los zagueros del equipo contrario. Se suma a ellos la buena actuación de Ubilla, y la solvencia del portero de Paul.

Puntos bajos en la “U” fueron Rafael Caroca, quien ofrece poca seguridad como volante central y se le vio constantemente sobrepasado. No obstante Arias ha insistido con el jugador.

Lo de Ángelo Henríquez fue impresentable. No tuvo ocasiones claras de anotar ni gravitó en la dinámica del juego azul. Al hacerse expulsar por agredir a un jugador contrario, Henríquez no hace mucho para ser considerado en convocatorias futuras.

Por su parte en Colo Colo destacable la actuación de Matías Zaldivia, que nos tiene acostumbrados a su juego vistoso y con intención de hacer daño. Bien Pablo Mouche, un jugador que desborda constantemente y ayuda en las marcas. En deuda Óscar Opazo quien no logra desequilibrar y se ha mostrado dubitativo. Escaso es el aporte que muestra el volante Gabriel Costa partido a partido, un jugador discreto que pierde demasiados balones y no gravita en el juego de Mario Salas.

Un empate que no sirve a ambos elencos. La “U” continúa en el sótano, mientras el cuadro de Macul se mantiene en el segundo lugar, pero a lejanos 6 puntos del líder.

Importante destacar la remontada de la Unión Española, equipo que ya se posiciona en el tercer lugar, y el bajón de Unión La Calera que tras un gran campeonato, no gana hace 3 fechas y baja al quinto lugar. Y por último notable es la campaña de Audax Italiano, equipo que con 4 triunfos consecutivos ya se ubica en un expectante cuarto lugar.