La victoria de Kashima Antlers sobre Chivas de Guadalajara ha sido catalogada como la sorpresa del Mundial de Clubes, sin embargo, los triunfos de los cuadros nipones se han vuelto una constante en los últimos años.

Los elencos japoneses suelen ser muy subestimados en occidente a causa de sus escasos éxitos en la historia del fútbol. Sin embargo, en los últimos años los japoneses lograron consolidarse y convertirse en un país con suficiente calidad futbolística y disciplina táctica para plantarle cara a cualquier equipo del mundo.

En la historia reciente, River Plate tuvo muchos problemas para vencer por 1-0 al Sanfrecce Hiroshima japonés en las semifinales del Mundial de Clubes 2015, aún cuando los japoneses enfrentaron la desventaja de haber jugado dos rondas previas que ganó por 2-0 y 3-0, mientras que para los sudamericanos era su primer duelo en el torneo.

El Sanfrecce venció en el duelo por el tercer puesto al Guangzhou Evergrande chino 2-1, equipo que fue derrotado 3-0 por Barcelona en semifinales (marcador que los culé repetirían para coronarse campeones frente a los argentinos), y que había eliminado al América de México en cuartos de final.

Al año siguiente, el Kashima Antlers alcanzó la final del Mundial de Clubes 2016, competencia donde destruyó al Atlético Nacional 3-0, mostrando un juego tremendamente superior al del campeón de la Copa Libertadores.

Además, en ese mismo torneo, el cuadro de Japón disputó la final contra Real Madrid, en un duelo en que incluso llegó a estar en ventaja por 2-1 hasta la última media hora de juego, cuando Cristiano Ronaldo empató el encuentro que terminó sentenciándose en el alargue con un 4-2 favorable a los merengues, gracias al Hat-Trick de CR7.

Pero los éxitos recientes de Japón no se han visto reflejados solo en sus clubes, ya que en el Mundial de Rusia 2018 lograron demostrar el alto nivel de su fútbol, derrotando a Colombia por 2-1, y siendo eliminado en octavos de final ante Bélgica con un gol de último minuto, luego que los belgas remontaran el 2-0 que tenía a Japón por delante.

Posteriormente los verdugos de Japón alcanzarían el tercer lugar del torneo, siendo derrotados solo por Francia, vigente campeón del mundo.

En la presente edición del Mundial de Clubes, el Kashima Antlers venció 3-2 al Chivas de Guadalajara y alcanzó las semifinales del torneo, donde nuevamente tendrá que medirse ante el tricampeón de la Champions League, el poderoso Real Madrid.

Sin embargo, considerando el positivo historial de los japoneses en los últimos años, un triunfo del KashimaAntlers no debiese ser catalogado como una sorpresa, sino más bien como un logro y un premio al esfuerzo realizado por Japón para romper la historia y consagrarse como una nueva potencia planetaria.

Por Francisco Javier Saavedra Ahumada.

Comentarios

comentarios