En un duelo a vida o muerte, Cleveland Cavaliers se impuso este domingo 105-101 a Indiana Pacers gracias a una soberbia actuación del estelar LeBron James, que le dio a su equipo el pase a las semifinales de la Conferencia Este con 45 puntos.

James, de 33 años y en su decimoquinta temporada, jugó los primeros 35 minutos del encuentro de manera consecutiva (43 en total), firmando entonces 38 tantos, siete asistencias y seis rebotes antes de marcharse al vestuario con calambres en sus piernas.

Durante ese periodo, “El Rey” mantuvo a los suyos con vida, firmando sus primeras siete canastas sin fallo para terminar con 45 puntos, siete pases decisivos y nueve capturas.

Ahora, en semifinales de conferencia, los Cavs se enfrentarán a los Toronto Raptors.

Houston como un cohete

Más tarde, los Rockets demostraron por qué son los más capacitados para poner en peligro el reinado de los Golden State Warriors al vencer 110-96 a los Utah Jazz, en el primer encuentro de sus semifinales.

Houston rompió el partido al descanso con una ventaja de 25 puntos y gracias a una brillante actuación de James Harden, que finalizó con 41 tantos, siete asistencias y ocho rebotes.

Su compañero de ‘backcourt’, Chris Paul, lo acompañó con 17 y seis pases decisivos, mientras que P.J. Tucker (15) y Clint Capela (16) también superaron la decena de puntos.

Utah, sin el base español Ricky Rubio por una lesión en los isquiotibiales, se vio superado durante los primeros 24 minutos, recibiendo hasta 64 tantos a pesar de ser una de las mejores defensas de la liga.

Los Jazz lucharon en la segunda mitad y recortaron su desventaja hasta los 12 pero la diferencia era demasiado amplia. El novato Donovan Mitchell fue el mejor de los suyos con 21 tantos, bien secundado por Jae Crowder, con otros 21.

El segundo partido de la serie tendrá lugar de nuevo en Houston, el miércoles.

Comentarios

comentarios