El partido estelar de la jornada dominical en la Liga de España. También llamada la Liga de las Estrellas, nos transportaba a los lindos parajes de la región de Andalucía, en Sevilla, Donde Betis recibía la visita de Real Madrid, en un encuentro, que para ambas instituciones, resultaba imperioso quedarse con las tres unidades.

Ramos y su cabeza salvadora

Los locales, porque es un cuadro que en la mayor parte de los torneos, convive con tratar de mantener la categoría, que con pelear algún puesto de competición europea, pero con un presente tranquilo, puesto que una vez finalizada la jornada 24, se ubica en el noveno lugar con sus 33 unidades. En el caso de la Casa Blanca, si bien la consecución del título, tiene más que ver con una utopía, que con una posibilidad cierta de coronarse al final de la temporada, debe asegurar lo antes posible su participación a la próxima Champions, y simplemente porque un cuadro de la envergadura de los merengues, no puede permitirse enredar puntos en el certamen que participe, sino, es cosa de observar el presente de la institución que preside  Florentino Pérez, con Zidane siendo cuestionado antes del juego ante PSG., y dependiendo su situación, del duelo del próximo 6 de Marzo, en su visita al Parque de los Príncipes, por el partido de vuelta de octavos de final de UEFA Champions League.

A lo largo de los primeros 45 minutos, tanto Betis como Real Madrid, ratificaban literalmente, el pensamiento que se tenía en la previa de este duelo, ayudado por el infaltable ambiente en favor del equipo local, que se deja caer desde las tribunas de Benito Villamarín, un escenario que al cuadro forastero, lo hacen sentir como tal, y que invitaba desde los primeros minutos, a no desentenderse minuto alguno, de las acciones que comenzaron rápidamente con la anotación de Asensio, a los 10 minutos, luego de un rebote que da el meta Adán, tras una violenta derecha de Cristiano Ronaldo.

A partir de ese momento, vimos un primer tiempo muy entretenido, con el cuadro bético, asumiendo el control del juego, pero traduciéndolo en llegadas claras a la portería del costarricense Keylor Navas, siendo éste, uno de los responsables que su equipo se mantuviera con vida, después de los 45 minutos iníciales.

Decimos esto, porque el mexicano Andrés Guardado, se fue convirtiendo en el jefe de la mitad de la cancha, y con una figura consular en toda la primera etapa, como el veterano delantero Joaquín, que con jugadas realmente decisivas, ayudaron para dar vuelta un marcador, que de acuerdo a como termino en la primera fracción, se nos antoja corto en favor del cuadro anfitrión. Tal cual, porque a los 26, Keylor Navas, está descomunal para sacarle un tiro libre a Joaquín, al ángulo superior derecho. Un minuto después, se desgarra el formidable lateral brasileño Marcelo, aun cuando en el caso de este futbolista, habrá que esperar los estudios, ya que le conocemos  su habitual tendencia a exagera sus dolencias.

Liga
Benzema volvió al gol.

Cuando la presión comenzaba a aumentar por los dirigidos por Quique Setién, llegó el cabezazo del zaguero central, Mandi, para decretar el 1 a 1 parcial, que hacía algo más de justicia, con lo que estaba pasando en la cancha. Sin embargo, cuatro minutos después, ese algo, había que eliminarlo, porque una contra, encabezada, otra vez por Joaquín, el defensor merengue Nacho, se lleva el balón por delante tras el remate de Junior, y el rebote que da Navas, para decretar el 2 a 1 a favor de Betis, transformando el duelo estelar de la jornada dominical, en un auténtico partidazo, ante la algarabía de la fanática afición local.

La reacción madridista no se hizo esperar en el inicio de la segunda fracción, y con unos 20 minutos furiosos, ponía el marcador 4 a 2, con anotaciones que tenían más que ver, con la categoría de sus estrellas, que con el trámite propio del juego, ya que a los 5, Sergio Ramos, conecta de manera impactante con su cabeza, un corner ejecutado desde la derecha. Lo de impactante, tiene que ver con la velocidad del balón, despedido desde la cabeza del central merengue.

A los 9, el galés Bale, no puede convertir, ante el buen achique de Adán, y a los 13, Asensio, le daba vuelta al marcador, tras aprovechar una fenomenal proyección del lateral derecho Dani Carvajal, que dejó a 3 hombres en el camino, antes de cederle el gol a este verdadero salvador del francés Zinedine Zidane, el joven Asensio, que recordemos, que a mitad de semana, se convirtió en el héroe del triunfo madridista ante el PSG., tras las dos asistencias, en los dos últimos goles de Real Madrid.

A los 19, Cristiano Ronaldo, comienza a liquidar la historia, cuando tras recibir la pelota en plena zona penal bética, saca una terrible derecha que la dobla los guantes al arquero local, para decretar un 4 a 2, que conforme transcurrían los minutos, se fue haciendo inalcanzable para los locales, a pesar del último y merecido descuento de Sergio León, que llevaba pocos minutos en el terreno de juego, para dejar el marcador 4 a 3, en favor de la Casa Blanca, que hizo que los últimos minutos, se disputaran con la esperanza de la afición local, de hacer posible la remontada.

Lo único que llegó en esos minutos finales, fue el 5 a 3, conseguido por Karim Benzema, que en el minuto 45, reemplazaba a Cristiano Ronaldo, y en los descuentos, ya dejaba registrado su sello, con su característica definición de primera.

En suma, para los amantes del fútbol europeo, vivimos una jornada que se planteaba como atractiva en la previa del encuentro, aunque nuestros cálculos no presagiaban un espectáculo tan completo y con tantos goles, en una mágica noche de fútbol en el Benito Villamarín.

PosicionesLigaLiga