Ante uno que está acostumbrado a estar en mundiales. Los Cóndores tuvieron su primer partido de la ventana internacional ante los «Robles» de Rumania, dominando las acciones del juego en la segunda mitad. Pero los europeos tuvieron más oficio y se llevaron el encuentro por 27 a 11.

A pesar de la derrota, hay que tener en cuenta al rival con el que Chile se enfrentó. Una selección del Tier 2, ubicada en el lugar 18 del ranking de la World Rugby,  acostumbrados a estar en las citas mundialistas y siempre peleando los primeros lugares del Rugby Europe Championship -la segunda categoría del Seis Naciones europeo-.

El adversario era de nivel e hicieron sentir su historia y experiencia con la ovalada. Muy dominantes en el juego físico, sacaron ventajas en cada ataque donde los chilenos tenían que ir de a dos para bajar a un jugador. A los 9′ ya tomaban una ventaja de 6-3, con dos penales de su capitán, Florin Vlaicu. Sanitago Videla marcaría para los nacionales.

Los Robles pusieron en aprietos a los Cóndores tanto en las formaciones del line como en el scrum. Su altura y peso lo hacían notar. Luego de estar jugando varios minutos en las 22 chilenas, Eugen Capatana apoyó el primer ensayo del partido a los 27′, con conversión de Vlaicu.

Pero en el complemento Chile despertó. A pesar de que los visitantes marcaron otro try comenzando el segundo tiempo, la vuelta de Ignacio Silva  le dio un envión anímico a los nacionales que fueron en busca del partido. El físico pasó a tercer plano.

Ramón Ayarza, el pilar internacional recién ascendido al Top 14 con el Bayonne, comenzó a mostrar su mejor nivel ganando varios metros en sus ataques. Chile jugó por largos minutos en territorio rumano hasta que Julio Blanc, luego de un kick cruzado de Videla, marcaría el primer try chileno que fue revisado por el TMO.

Otro penal de Videla dejó el marcador 11 a 20 con unos Cóndores dominando por completo las acciones. Ante un equipo que normalmente es mundialista pero que no estará en Japón 2019 por sanciones extradeportivas, Chile mostró carácter y actitud para seguir buscando el ingoal contrario.

La experiencia de los europeos los hizo manejar bien la presión que recibieron de los locales. A minutos del final, cuando Chile ya parecía cansado, los Robles marcaron su tercer y último ensayo a través del capitán Vlaicu, quien de paso fue el máximo goleador de su selección.

27 a 11 fue el marcador final. Los Cóndores demostraron una mejora en el juego y en el físico -en comparación el el ARC y el Sudamericano-, poniendo contra las cuerdas por más 30 minutos a un equipo de mayor nivel. «Estos son oportunidades gigantes  de tener partidos de primer mundial. Rumania ha participado en casi todos los mundiales. Nosotros somos jóvenes todavía y necesitamos de este roce y experiencia para poder seguir compitiendo al nivel que queremos llegar”, comentó al final del partido, Martín Sigren, Capitán de Chile.

El próximo fin de semana será contra España. Otro rival de nivel, segundo en el Rugby Europe Championship 2019 por detrás del Georgia. Vienen de derrotar a Brasil en Sao Paulo por 22 a 16. La cita será en el estadio La Granja de Curicó, el sábado 15 de junio a las 16:30 horas.

Comentarios

comentarios