A los fanáticos del deporte de la ovalada se les acabó la espera. Este 20 de septiembre comienza la séptima versión de la Copa del Mundo de rugby, esta vez en Japón. Los anfitriones enfrentarán a Rusia en el partido inaugural, pero son los All Blacks quienes llegan como grandes favoritos.

Por primera vez en Asia, el Mundial de Japón 2019 ya muestra excelentes resultados financieros. Ha superado en más de 20.000 dólares a Inglaterra 2015 y ha vendido el 97% de sus entradas. Es el mundial más rentable de la historia antes que comience.

Nueva Zelanda, que ha ganado las dos últimas ediciones, llega como el gran candidato a quedarse nuevamente con la copa Webb Ellis, pero también hay otros planteles con grandes argumentos para acabar con su reinado.

Inglaterra es la única nación del hemisferio norte quien ha alzado la copa (en 2003), mientras que Sudáfrica (en 1995 y 2007) y Australia (en 1991 y 1999) lo han hecho 2 veces. Además de Nueva Zelanda, son cuatro los candidatos para gritar campeón el 2 de noviembre en Yokohama.

  1. Inglaterra

Es uno de los equipos más sólidos del hemisferio norte. No se han enfrentado recientemente a Nueva Zelanda, pero están un escalón por encima entre los equipos europeos junto a Irlanda y Gales. Si bien no superaron la fase de grupos en el último mundial, en esta edición llegan mejor preparados.

Formarán parte del Grupo C, con Argentina, Francia, EE.UU y Tonga. El de la muerte para muchos. Son dirigidos por el gran Eddie Jones, uno de los mejores estrategas del rugby mundial, subcampeón mundial con Australia en 2003.

Jones apostó por el recambio y dejó fuera a jugadores que habían sido importantes en el inicio de su ciclo, como Dylan Hartley, Mike Brown, Danny Care y James Robshaw.

De igual manera Owen Farrel liderará un plantel que tiene una mezcla de jugadores con mucha experiencia como Dan Cole, Ben Yungs o Courtney Lawes y con jóvenes con potencial mundial como Maro Itoje, Tom Curry y Sam Underhill.

Si Inglaterra gana su grupo y los pronósticos siguen su curso sin sorpresas, deberían toparse en una semifinal épica ante Nueva Zelanda el 26 de septiembre en Yokohama.

2. Gales

Es otro de los europeos que están dentro de los 5 primeros del ranking Mundial. Hace un par de semanas destronó el largo reinado que ocupaba Nueva Zelanda en el primer lugar del escalafón y viene de ganar el Seis Naciones de manera invicta.

En su preparación para el mundial perdió dos veces ante Irlanda y otra contra Inglaterra. Aún así siempre han destacado por la pasión y respeto que demuestran dentro de la cancha.

Su mejor actuación en una cita mundialista fue en 1987 donde consiguieron el tercer lugar. En Japón 2019 su capitán será Alun Wyn Jones, un segunda línea de categoría mundial, un ejemplo dentro y fuera de la cancha.

Formarán parte del grupo D junto a Australia, Georgia, Fiji y Uruguay. No deberían tener problemas para pasar a la segunda fase, siendo el partido ante los Wallabies clave para definir quién gana la zona.

3. Sudáfrica

Los Springbooks son uno de los equipos que llegan en mejor forma al mundial. Viene con la confianza por las nubes tras ganar el título hemisférico por primera vez en nueve años. Su entrenador Rassie Erasmus volvió a hacerlo un equipo frontal y orientado a los forwards, que siempre fueron su fortaleza. Un pack grande y dinámico que a la vez genera espacios para la definición de sus veloces backs.

Comparte grupo con Nueva Zelanda, Italia, Namibia y Canadá. Su primer partido será nada menos que ante los All Blacks el sábado 21 de septiembre. Digno de una final del mundo.

Llegan con un empate y una victoria en los últimos cuatro enfrentamientos con los All Blacks y el título del Rugby Championship, pero también derrotas frente a Gales, Inglaterra y Argentina en el último año.

Si pasan segundos en su grupo, lo más probable es que les toque jugar contra Irlanda en cuartos de final. Pero para ser campeón hay que ganarle a todos, y Sudáfrica sabe lo que es levantar la Webb Ellis.

4. Irlanda

Suena increíble pero Irlanda nunca ha superado los cuartos de final en un mundial. No debería tener problemas en ganar la zona A junto a Japón, Rusia, Escocia y Samoa. De pasar primero deberá enfrentar a Nueva Zelanda o Sudáfrica en cuartos. Lindo desafío para romper con su maldición.

Es un plantel extremadamente competitivo y ganador. Campeones del Seis Naciones en 2014, 2015 y 2018, donde muchos de sus jugadores también formaron parte del Leinster campeón europeo (en 2018). Su gran figura es su apertura Sexton, quien le discute la supremacía a Beauden Barrett como mejor 10 del mundo. También destaca la experiencia de Rory Best, Tadhg Furlong, Stander y Conor Murray se suma a la juventud de Jacob Stockdale y James Ryan.

Además del Grand Slam en el Seis Naciones 2018, Irlanda arrastra victorias recientes sobre Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. En la preparación ganó tres de cuatro. Un serio candidato al titulo.

Pero nada está escrito. En enfrentamientos entre estas 5 naciones en los últimos 12 meses, Irlanda le ha ganado a NZ y tiene dos victorias y una derrota contra Gales. Inglaterra ha derrotado a Irlanda dos veces, pero ha caído dos veces también ante Gales. Mientras que Sudáfrica ha perdido contra Gales e Inglaterra, pero le ganaron a Nueva Zelanda en el Rugby Championship.

En el rugby puede pasar cualquier cosa, más en un mundial. Argentina, Australia, Francia, Japón o Escocia se asoman como las posibles sorpresas. Todos a la caza de la Copa del Mundo.