Con apenas 10 años, Martín Labra será el esquiador más pequeño del Team Chile que se presentará desde este jueves en el Campeonato Mundial Junior de esquí náutico, Chile 2017.

Sin embargo, la presencia de «Tincho» en el equipo nacional no es una sorpresa, pues desde que comenzó a practicar regularmente el esquí todos coincidieron en que sería prontamente seleccionado nacional.

La certeza de los augurios se validaron en una fortaleza mental y compromiso con el entrenamiento fuera de lo común por la edad y además por el trabajo diario que realiza con su padrastro Rodrigo «Toti» Miranda, referente mundial de este deporte y quien lo impulsó a tomar el manillar.

Ad portas de su estreno mundialista, el estudiante de cuarto básico del Colegio La Misión de Calera de Tango se dio un tiempo para contar de su rutina y como ésta le ha permitido destacar en el competitivo mundo del esquí náutico.

«Esquié todo el año sin parar. En invierno es más complicado por el frío, pero el traje seco ayuda un poco. Competí en el torneo panamericano y latinoamericano y estuve entrenando unos días en Estados Unidos. Fue un año duro, pero terminé ganando medallas y pasando con un 6,5 de promedio» confiesa el por hoy slalomista y figurista.

Con la misma y sorprendente claridad, Labra habla de sus objetivos en el Mundial, el cual sabe que enfrenta para ganar experiencia, «Mi objetivo es completar mi pasada en figuras y pasar la cancha de 18 metros en 55 kilómetros en slalom. En esta prueba yo tengo mi marca en 55 kilómetros, pero el reglamento me obligará a esquiar a 58 si es que paso la primera cancha. Espero lo pueda realizar y hacer mi marca» apunta.

Solo en la serie Junior, Martín Labra tiene por delante tres mundiales, lo que le da tiempo para proyectarse en este deporte, «Yo quisiera ser campeón y para eso hay que esforzarse mucho. Me dicen que voy por buen camino y que siga así» cuenta el flamante medallista de plata en el Latinoamericano de República Dominicana.

tincho2 tincho3