El piloto portugués Paulo Gonçalves ha fallecido durante la séptima etapa del rally Dakar, según informó la organización del rally. Gonçalves, de 40 años, sufrió un accidente a la altura aproximadamente del kilómetro 263 de la etapa entre Riad y Wadi Al Dawasir (Arabia Saudí), que tenía el tramo cronometrado más largo de todo el rally, con un total de 546 kilómetros de competición.

El portugués participaba por decimotercera vez en el rally más duro del mundo y, por primera vez, lo hacía con la marca india de motos Hero, tras haber competido antes con la japonesa Honda, con la que en 2015 quedó segundo del Dakar, el mejor resultado de su carrera.

El piloto estaba inconsciente y presentaba un paro cardiorrespiratorio cuando acudió a su rescate un helicóptero de la organización del Dakar. Los médicos de la carrera le practicaron maniobras de reanimación en el mismo lugar del accidente sin éxito, por lo que el piloto luso fue trasladado al hospital de Layla, dentro de la región de Riad, donde se certificó su fallecimiento.

Uno de los pilotos que se detuvo a ayudar al motociclista accidentado fue el australiano Toby Price (KTM), último ganador del Dakar y tercero en la clasificación general de la actual edición del rally. Price se encontraba entre los pilotos que iban marcando los mejores tiempos del día en los primeros sectores de la etapa, pero optó por detenerse al encontrar a Gonçalves tendido en el camino.

Pese a los esfuerzos por reanimarle, y a la llegada de la asistencia médica, el piloto portugués perdió la vida. Tras el deceso, Price publicó un sentido mensaje en su cuenta de Instagram. «El primero a tu lado compañero. Lo siento. No pude hacer nada. Todos te amamos leyenda», escribió junto a una imagen del fallecido corredor luso.

Además del segundo escalón del podio del Dakar obtenido en 2015, el piloto portugués había finalizado el rally otras tres veces entre los diez primeros. Es la primera muerte de un participante del Dakar en cinco años, pues el rally no registraba ninguna víctima moral desde 2015, cuando el motociclista polaco Michal Hernik falleció por deshidratación. En total han sido 65 los muertos en el Dakar de ellos 25 pilotos.

El fallecimiento de Paulo Gonçalves hoy durante la 7ª etapa entre Riyadh y Wadi Al-Dawasir ha provocado una inmensa ola de emociones entre el conjunto de la caravana del Dakar, particularmente entre aquellos pilotos que compiten en la categoría moto. Figura emblemática del Dakar, Paulo era muy respetado entre los pilotos más experimentados y admirado por todos aquellos a los que servía de ejemplo. Tras haberse reunido con ellos y, por acuerdo unánime entre todos los miembros de la familia motera del Dakar, la organización ha decidido anular la carrera motos/quads de la 8ª etapa (un bucle alrededor de Wadi Al-Dawasir), con el fin de respetar el dolor y el recogimiento de los pilotos que acaban de perder a un amigo.

Image