Tras larga espera por los problemas sociales en chile, que postergó su debut como local, el representante chileno en la Basketball Champions League América, CD Valdivia tuvo su estreno y lamentablemente no fue positivo.

Anoche el estadio Ángel Sandrín se colmó desde temprano, la gente quería ver un triunfo de Instituto y ese festejo llegó. «La Gloria» venció 92-67 en Córdoba a Valdivia y buscará en la tercera ventana, fuera de su casa, lograr la clasificación a la siguiente fase.

Los dirigidos por Sebastián Ginóbili fueron intensos desde el arranque, porque si bien tuvieron que batallar ante un Valdivia muy bien plantado, lo sacaron adelante por la buena mano de tres puntos y la defensa dura. Instituto tiró 15-29 en triples, pero además contó con la presencia debajo del aro de Sam Clancy, que no se destacó con puntos (apenas 2), pero bajó 10 rebotes y metió 4 tapas.

El equipo chileno hizo un buen debut en líneas generales. Con el dúo argentino Nico Ferreyra e Ignacio Alessio como estandartes, redondearon una buena actuación, manteniéndose en juego, al menos hasta el tercer cuarto, cuando se rompió el partido con un parcial 14-0 del local. El base metió 15 puntos, y el pivote terminó con 18 y 7 rebotes. Ahora habrá trabajo para el coach Juan Manuel Córdoba, para corregir errores de cara al futuro.

Cuando más se lo necesitaba, en el tercer cuarto, apareció Dwayne Davis con dos bombazos y alejó a Instituto, que empezó a ver con buenos ojos la victoria que lo posiciona mejor pensando en el futuro del Grupo C. El alero fue el mejor de la noche con 30 puntos. A los cordobeses les quedan dos juegos afuera, el 17 de diciembre con el mismo Valdivia, pero en Chile, y el 20, en Río de Janeiro ante Flamengo.

Para el último campeón chileno quedará la bronca de irse con las manos vacías, pero la experiencia de haber hecho un buen debut ante uno de los candidatos al título, y sabiendo que luego del juego del viernes contra Flamengo en Brasil, tendrá dos partidos ante su gente.

Por su parte, Quimsa de Argentina ganó 82-74 en Brasil ante Franca en Brasil y sacó su chapa de candidato a ir por el título de la Basketball Champions League Americas. El equipo argentino nunca se achicó ni por el buen ambiente que hubo en el Gimnasio Pedrocao, ni tampoco con la presión de la experiencia de los jugadores de un Franca golpeado por las bajas de Luciano Parodi y Lucas Cipolini, lesionados.

Quimsa edificó su triunfo en el juego colectivo porque fue inteligente en ataque y le metió 82 puntos a Franca y le tomó 10 rebotes en ese costado ofensivo, algo inexplicable para el local. En el otro lado defendió cada bola como que fuese la última y dejó en apenas 74 tantos al dueño de casa que venía de meter 95 contra Aguada en el debut.

Los dirigidos por Sebastián González nunca bajaron la intensidad y cuando Franca se acercó, respondieron con algún bombazo de tres puntos o una corrida letal de la mano de sus extranjeros Ismael Romero y Brandon Robinson. El cubano fue vital con 20 puntos y 7 rebotes, mientras que el norteamericano terminó siendo el hombre determinante de la noche aportando 21 tantos, 7 tableros y 3 asistencias.

El local apostó por el triple como su arma, pero no lo pudo sostener mucho tiempo. Cuando no le empezó a entrar el tiro externo, aparecieron ráfagas de Brussino, Mainoldi y Gramajo para volcar la historia para el lado de los santiagueños. En Franca no alcanzaron los 52 puntos que combinaron David Jackson (23), Leo Schattmann (15) y Rafael Hettsheimeir (14), y ahora deberán mejorar en la siguiente ventana si quieren clasificarse, cuando jueguen dos partidos de visitante: el 17/12 vs. Quimsa y el 20, ante Aguada. El equipo argentino dio un paso gigante hacia la clasificación y sueña con pelear por el título.