Otra noche mágica vivió el boxeo mundial este sábado en Las Vegas, y la leyenda viviente que es el actual senador filipino Manny Pacquiao, a sus 40 años, volvió a dar cátedra sobre el cuadrilátero y logró el título mundial de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al superar por decisión dividida (un jurado vio una pelea que no existió) al estadounidense Keith Thurman.

Ante una asistencia de 14.356 personas en el MGM Grand Garden Arena, en Las Vegas (Nevada) Pacquiao volvió a coronarse campeón mundial al quitarle el invicto a Thurman, siendo el quinto peleador de más edad en conseguir una corona mundial.

Pacquiao, con una mano limpia, poderosa y recta, conectó a Thurman y lo mandó a la lona en los últimos segundos del primer asalto.

Con su victoria, Pacquiao mejoró su marca a 20-4-2 en combates de título mundial y su registro de por vida queda en 62-7-2, además de ser el único en ganar un título en ocho categorías distintas.

Thurman, 10 años más joven que el filipino, vio caer su marca a 29-1, haciendo la quinta defensa del título que ganó en el 2015 al superar a mexicano estadounidense Robert Guerrero.

Para Pacquiao la victoria se suma a su exitosa carrera de 24 años, al superar a un peleador mucho más joven, quitarle el invicto y arrebatarle la corona mundial.