La Selección de Natación artística, que se representará a Chile cuenta con la sapiencia de una curtida brasileña como es Marcia Leite

Al hablar de curtida, se asemeja a la experiencia de Marcia, quien es una de las entrenadoras del combinado que en pocos días partirá a Iquique para encarar uno de los grandes desafíos del año.

Marcia Leite“Llegó el momento. Estamos desde mediados del año pasado entrenando. Primero con jugadores selectivos. Se creó la Preselección y luego como Selección iniciamos el 7 de enero” detalló de inicio para Faro Deportivo la denominada “Abuela del Nado Sincronizado”.

“Entrenamos por un período de ocho horas diarias. De lunes a sábado. En ese tiempo llevamos a cabo entrenamientos en piscina y tierra” explicó desde el otro lado del hilo telefónico Marcia Leite.

Muchas son las ansias. El debut está a la vuelta de la esquina, sin embargo en la interna de la Selección están conscientes de que se encuentran con una generación que viene cosechando resultados óptimos desde el 2016.

Por ende en la cita que durará desde el 2 al 13 de abril, lograr posicionarse en el podio no deja de ser una de las grandes tareas de estas chicas. “Chile de a poco está volviendo a meterse en el podio” aclara.

“En el 2005 y 2006 contábamos con una buena camada, que no se supo aprovechar” crítica Marcia. No obstante eso no implica que este combinado sea tratado de la misma manera.

Por ende, el estar entre los tres es un objetivo real. Sin embargo se es consciente de la diferencia estructural que existe entre Brasil y el resto de la Región.

Marcia Leite

“Poseen cualquier cantidad de piscinas y estructuras. Además cada club cuenta con una piscina olímpica” detalló. “Acá tenemos la del Stadio Italiano. Y solo es de 50 metros” argumentó.

Y no es para menos en un país, donde son contadas con los dedos las piscinas que estén en óptimas condiciones. Eso obliga a que el espacio sea cada vez más reducidos al momento de ir a practicar.

“Es una labor que en ocasiones se torna tediosa. Por la poca privacidad y tiempo que puedas desarrollar en un espacio limitado” dijo. Con respecto a su estancia en Chile, nos remontamos al 86′ cuando vine por primera vez a entrenar a un equipo para un Sudamericano” contó.

“Luego me vine a vivir en el 92 junto a mi esposo por la inflación que azotaba a Brasil” recuerda y “pensamos en Chile” afirma. Desde entonces han transcurrido 26 años y ya tengo dos nietos chilenos” culmina la rica charla sobre la sapiencia de una disciplina que como ella misma afirmó “marcó su vida”

Marcia Leite

Comentarios

comentarios